Empezando con buen pie desde la semilla

La marihuana probablemente es la planta más antropomórfica. Hay muchas razones para comparar las cualidades de la marihuana con las humanas. Primero, la marihuana es anual y ha de completar su ciclo vital, de semilla a planta y a semilla de nuevo en unos pocos meses. Se podría decir que alrededor de dos días en la vida de la marihuana son equivalentes a un año en la vida de una persona. En segundo lugar, la población de cannabis es dicotómica en el sexo, es decir, las plantas pueden ser femeninas o masculinas. Tercero, los sexos son bimórficos: sus ciclos vitales son algo diferentes y sus apariencias divergen a medida que envejecen. La marihuana es la única planta anual que tiene dos sexos.

por Ed Rosenthal

Las técnicas de cultivo también nos hacen pensar en la marihuana como una planta un tanto diferente con respecto a las plantas domésticas. Casi todo el resto de las cosechas, tales como las frutas o los granos, son la recompensa de flores fertilizadas. Sin embargo, las cosechas de marihuana son mejores cuando se mantiene a la planta alejada de la reproducción. Para prevenir esta polinización, tratamos a la planta más como un miembro de la familia que como un cultivo de campo. Limitamos el contacto con el sexo opuesto y prevenimos las relaciones sexuales. El objetivo: cogollos vírgenes sin fecundar por el polen.

Se comparte un lazo emocional con la marihuana debido a sus habilidades para afectarnos subjetivamente. Como resultado, pensamos a veces en estas plantas como individuos, incluso le ponemos un nombre. Tales nombres a menudo denotan nuestras experiencias individuales o la sexualidad de la planta.

Como entre los humanos, la forma femenina del cannabis –preparada para ser fecundada- es la más deseada, o al menos la imagen más venerada. En la mayoría de los mamíferos, así como entre las aves, peces y reptiles, el macho es sólo para exhibición.

Nuestra familiaridad y relación simbiótica con la marihuana ha hecho que la planta parezca un amigo, aunque uno que te puede meter en muchos problemas. Da un paso hacia atrás y deja de lado tus emociones cálidas. Échale un vistazo a la marihuana fresca y descubrirás un organismo del mundo vegetal con una vida paralela a las nuestras.

La planta y la semilla

¿Ponen más huevos los pollos para tener más pollitos? ¿O son los huevos los que ponen pollos para hacer más huevos? Puede parecer una pregunta frívola, hasta que se examina más detenidamente. La vida entera de una planta, desde la semilla hasta el final, transcurre como un embrión en el interior de una vaina. Tan pronto como germina, la planta empieza su cruzada para crear más semillas antes de su ocaso.

Como en la reproducción humana, la semilla del cannabis o el embrión es el resultado de un complejo conjunto de procesos paralelos por parte de los órganos reproductivos masculinos y femeninos, las flores.

Los cogollos de la flor macho parecen pelotitas. Cuelgan de los tallos. A medida que las flores de cinco pétalos de color se abren, empezarán a apuntar hacia arriba, haciendo más fácil que el viento se lleve el polen. Cada grano de polen contiene dos células de esperma. Son haploides, es decir, cada uno lleva medio grupo de cromosomas.

Una vez que alcanza el viento, el polen flota hasta que se pega a un objeto. Una aguja en el pajar del estigma de la flor. La planta hembra no tiene pétalos. Consiste en dos coronas de estigmas adjuntas al ovario. También el ovulo es haploide. Cuando un grano de polen cae en un estigma, queda hidratado por un líquido azucarado que provee el anfitrión. Una vez germinado le crece un tubo que sigue un camino a través del estilo hasta el ovario, donde el óvulo se encuentra adherido a la pared interna. Los dos espermas bajan por el tubo. Uno de ellos se combina con el óvulo para formar el embrión. El otro se combina con diferentes huevos que han sido modificados en el desarrollo, se transforma en estéril y reúne materia energética llamada endosperma. El embrión crece a medida que va recibiendo los nutrientes de la planta a través de la placenta e incorpora también algo del endosperma. El resto se usa como nutrición durante la germinación. El pericarpio, el recubrimiento de la semilla, que se ha desarrollado a partir de la pared exterior del ovario, empieza a endurecerse a medida que madura y rompe la placenta, que se seca. La semilla está madura.

Alojado en el interior de la dura cáscara, el embrión se encuentra en un estado de animación casi suspendida. Puede permanecer congelado durante años y también puede sobrevivir a olas de calor. Se activa cuando el recubrimiento exterior se hidrata a temperaturas por debajo de 10ºC. Unos minutos después de haberla mojado, la semilla se prepara para la germinación, que se hace visible cuando el extremo de la raíz rompe la dura cáscara y emerge unos días más tarde.

sioux opera un centrosioux opera un centro

La semilla es el destilado de la esencia de la planta. Contiene el plan para toda la vida, y lo guarda en un depósito hasta sentir que las condiciones ambientales favorecen la supervivencia de la nueva planta.

Una vez que han hecho contacto con la cantidad requerida de humedad y un rango adecuado de temperaturas, las semillas comienzan su proceso de germinación. Una cascada de reacciones químicas resulta en el rápido crecimiento de la planta embrión, que había suspendido su actividad.

Las semillas de marihuana germinan a una temperatura óptima de 25 ºC, en un ambiente notablemente húmedo. El primer signo visible de que una semilla se encuentra en el modo de germinación es que aumenta de tamaño ligeramente a medida que se le añade agua. Entonces es cuando aparece una pequeña abertura en la costura de la semilla. Las raíces continúan creciendo a la vez que el tallo hace acto de presencia. Se estira en dirección opuesta a las raíces, desenrollándose y revelando dos hojas embrionarias llamadas cotiledóneas. La caja de la semilla es ahora una cáscara vacía, y sus restos pueden quedar colgando de una de las cotiledóneas hasta que alguien sople o pase por encima la mano. Tan solo pasan uno o dos días desde que se ve la raíz por primera vez hasta la aparición del primer grupo de hojas de la semilla.

Una vez que las raíces han aparecido, la germinación está terminada. En su primera fase de crecimiento, la planta utilizó la energía almacenada en la semilla como combustible, pero ahora debe producir su propio alimento a medida que sus raíces buscan humedad y nutrientes, a través de la fotosíntesis. La raíz crece a lo largo y se extienden las ramas mientras que emerge el primer grupo de hojas verdaderas en el ápice del tallo, que se llama punta apical.

Una germinación saludable es un comienzo esperanzador para el éxito de una planta. De nuevo, cuando se dan todas las necesidades que necesita la planta, el germinado prosperará y germinará. Muchos cultivadores utilizan diferentes métodos para la germinación de una semilla.

Primer método de germinación

 Las semillas se han embebido en una solución acuosa con peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) durante 12 horas. Las hormonas de la solución enraizante estimulan la germinación y fomentan el crecimiento de las raíces. La solución enraizante se usa por prescripción para esquejes tiernos, y el peróxido de hidrógeno se añade en una proporción de 1 parte por 200 (0.5%) para esterilizar la solución y prevenir una infección. El peróxido de una droguería es una solución al 3%, por lo que se usa en una proporción de 1 parte de peróxido por cada 5 de agua. Después de empaparlas, se colocan las semillas en un material para enraizar sobre el lecho comercial en el que se cultiva. Cada semilla se pone en su propio recipiente de 5 cm2. La mezcla se humedece con agua, se ajusta su pH alrededor de 6.2-6.5, y se mantiene en un lugar muy luminoso con gran cantidad de humedad. Si el ambiente está seco se puede colocar una pieza de plástico suavemente sobre los recipientes, para frenar la evaporación. Los pequeños vasos se han de guardar en un lugar con la temperatura adecuada. Si el aire está fresco, se puede utilizar una bandeja eléctrica que caliente el ambiente.

Si se quiere cultivar las plantas de manera aeropónica o hidropónica, se siembra la semilla en el medio a utilizar. Se puede usar Oasis® o cubitos de lana de roca para germinar las semillas si ese es el problema. Ambos medios son estériles. Oasis® no requiere ninguna preparación y los cubitos de lana de roca tienen un pH alcalino que afecta a la planta. Para separarlas se impregna la lana de roca en un pH ácido de 5.8 al día. Luego se pueden usar como los cubitos de Oasis®. En primer lugar se humedece la bandeja de cubitos con agua de un pH entre 6 y 6.5. Luego se introducen las semillas en la tierra a 1‑1.5 cm de profundidad. La bandeja utilizada para el cultivo siempre tiene que estar en un lugar muy luminoso a la temperatura adecuada, y los cubitos deberían de mantener la humedad sin tener que regarlos.

Otro método de germinación

Las semillas se colocan entre paños húmedos o toallas encima de un plato cubierto. El plato se guarda a una temperatura ambiente y se comprueba varias veces al día a ver si hay signos de germinación. Al primer indicio de crecimiento, se traslada la semilla a un medio de cultivo.

A medida que aparecen los primeros brotes, con un poco de fertilizante de floración, el alto contenido de fósforo en este tipo de fertilizantes fomenta el crecimiento vigoroso de las raíces. Después de la aparición de las primeras hojas auténticas, el fertilizante se debe cambiar a una fórmula para el crecimiento, que se ha de utilizar según lo prescrito.

El principal problema que la gente se encuentra a la hora de la germinación son los brotes alargados. Esto es un indicio de la poca luminosidad a la que están expuestos. Para fomentar un crecimiento robusto, con tallos gruesos que no se estiran, los brotes han de estar expuestos a una luz muy intensa desde el inicio —un mínimo de 400-600 W/m2—. Con los debidos cuidados, las semillas de calidad deberían brotar al mismo tiempo.

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Se acabó el miedo: fumiga a tope hasta el último día de floración con acaricida biológico

Foto 3 Superkukulus aplicacion final de floracion foliarDesde hace muchos años se han utilizado productos muy agresivos y tóxicos para tratar las plagas en el cannabis...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...

 

 

 

Música y Media