Sol y Sombra.

 

Las 7 variedades de Marihuana más sabrosas

Texto: Jose G. H.

Poco a poco se acerca el mes de febrero, donde muchos cultivadores comienzan a recolectar las semillas que plantarán a lo largo del mes de marzo o abril en exterior. Son unas fechas señaladas para todos los cultivadores de exterior, unas fechas melancólicas y que siempre se recuerdan con cariño, por lo menos así me sucede a mí al recordar años anteriores.

Aunque a todos nos gusta recoger el fruto final con orgullo al final del verano -fechas muy especiales también-, el comienzo es siempre especial, la selección de nuevas variedades para probar, la localización del sitio para cultivar, la fecha idónea según temperaturas y todos esos preparativos que conlleva un buen cultivo.

Es por ello, porque nos encontramos a las puertas del comienzo de un nuevo ciclo de exterior, que me gustaría repasar con vosotros todas aquellas variedades que me han resultado especialmente sabrosas y que recuerdo con mucho aprecio. Aquellas que sobresalen por su calidad, por su sabroso sabor y olor, esas variedades que nunca decepcionan y que tan bien nos sientan.

No hace falta decir que es imposible mencionar en un solo artículo todas las variedades de Marihuana que estaría dispuesto a volver a cultivar, sin dudarlo, por lo que intentaré no enrollarme mucho describiendo lo que más me ha gustado de cada una de ellas, para poder mostraros unas cuantas en esta nueva edición de El Cultivador.

Aunque todos sabéis de sobra la importancia que tiene un buen secado y curado, siempre me gusta hacer un poco de hincapié en este tema. Para los cultivadores nobeles, tened presente que una vez recojáis vuestra cosecha, debéis curar correctamente los cogollos para poder experimentar por completo los sabores y efectos que a continuación os describiré. ;)

Sin más preámbulos, vamos a ver algunas de estas variedades que siempre cumplen, ofreciéndonos lo mejor de sí: excitantes sabores, embriagadores olores y efectos con nota sobresaliente.

Lemon Skunk de Green House Seeds

Esta fantástica variedad que Green House nos ofrece en formato feminizado, marcará un antes y un después en vuestras vidas. Los amantes de las Skunk o de los sabores y olores pronunciados, saben perfectamente a que me refiero.

Proviene de un cruce entre Skunk y Citral. Es una variedad de sabor y olor muy intenso a limón, como su propio nombre indica. Durante su desarrollo, podréis observar que es una variedad de estructura fuerte, muy ramificada y que crece bastante, terminando la floración como una planta de amplias dimensiones.

Os comento esto por si tenéis algún problema de altura o algo similar, que haga peligrar vuestro exterior (ante todo, hay que ser discreto). Evidentemente, técnicas como el crop o podas selectivas, nos ayudarán a mantenerla a raya si fuera necesario, pero está bien saber que tiene mucho vigor, como cualquier skunk.

El efecto de esta variedad es complejo y divertido, comienza con un subidón bastante sativo, muy cerebral que poco a poco va transformándose en un efecto placentero corporal. Muy intenso y duradero, y aunque suene repetitivo, muy sabroso para las personas que como yo, valoramos y mucho el sabor.

En condiciones normales, podremos cosecharla hacia finales de Septiembre o principios de Octubre. Aunque la cosecha varía mucho en función del trato que le hayamos dado durante su cultivo, como con cualquier otra variedad, cabe destacar que Lemon Skunk es una variedad productiva que nos ofrecerá excelentes cogollos repletos de resina.

Sin duda, un manjar para los amantes de los sabores y olores en plantas de cannabis.

Cheese de Dinafem

 Un clásico que se abrió camino hace unos años por su marcado olor y sabor a queso curado. Sin duda es una variedad que debemos cultivar y degustar para poder experimentar ese inconfundible sabor que nos ofrece esta magnífica variedad.

Para los amantes de la salsa rosa, comentar que esta variedad proviene de un colectivo okupa llamado Exodus que revolucionó al colectivo cannábico de Reino Unido durante los años 90. Se comenta que esta variedad es sólo una selección de Skunk, aunque son diversas las fuentes que indican que también contiene algo de Afgana en sus genes.

Es una variedad que ramifica bastante, ideal para exterior donde cada rama bien cuidada nos ofrecerá una buena cantidad de cogollos, los cuales podréis apreciar se desarrollan con forma de torretas, preciosos sin lugar a dudas.

Cheese es una variedad que Dinafem pone a nuestro alcance en formato feminizado, nos ofrecerá un excelente y marcado sabor y olor a queso manchego bien curado y un efecto sublime. Podríamos describir el efecto como una mezcla perfectamente equilibrada de cuerpo y mente, de larga duración y gran placer.

En condiciones normales, estará preparada para ser cosechada a finales de septiembre o principios de octubre, no es una variedad que se demore mucho en madurar. Mimándola un poco nos ofrecerá lo mejor de sí, una producción generosa repleta de excelente resina. Si aún no habéis degustado esta variedad, ¡no podéis dejarla escapar!

Recordareis el momento de vuestra primera calada, porque es de esas variedades que jamás se olvidan.

Jock Horror de Nirvana

 Si aún no creéis en los gigantes, es porque no habéis cultivado esta sensacional variedad en exterior. Sobre su procedencia cabe destacar que contiene genes de Northern Light, Skunk y Haze. Una increíble combinación que nos deleitara con su sabroso sabor y efecto.

Son muchos los cultivadores que quizás puedan pensar que se trata de la variedad Jack Herer, con un nombre diferente. Pero lo cierto es que no es así. Prueba de ello es que esta variedad termina su ciclo de floración antes que la propia Jack Herer.

Jock Horror es una variedad principalmente Sativa, lo cual nos indica (y doy fe) que su desarrollo es espectacular, alcanzando en exterior dimensiones que pocas variedades pueden ofrecer. Se convierte en un autentico gigante verde que nos ofrecerá unos increíbles cogollos de sabor dulce y afrutado, con un toque Haze.

Nirvana nos ofrece esta variedad en formato feminizado y en formato regular, los cultivadores más puristas que prefieren cultivar solo variedades regulares, no tienen excusa para no probar esta suculenta variedad.

Es una variedad muy ramificada también, aunque nos sorprenderá con una excelente cola central que nos dejará boquiabiertos. Si sabor es afrutado, algo herbal con toques haze, muy rico sin lugar a dudas. Su olor es similar, más dulce quizás que el sabor, es de esos olores que nos dan ganas de meterle un bocado directamente.

El efecto: sensacional. Efecto fuerte y duradero, sin sobresaltos, calificado personalmente como magnifico. Efecto cerebral que nos hará literalmente “volar” como nos pasemos con el fumeteo (risas). Es una de esos efectos que quieres cuando sales de marcha, al monte o simplemente quedas con un grupo de amigos, extrovertido y muy activo.

Jock Horror es una de las variedades que recuerdo con más cariño, una de las variedades que no puede faltar en mi vida.

Purple #1 de Dutch Passion

La variedad Purple #1 que nos ofrece Dutch Passion lleva entre nosotros desde los años 80. Es una auténtica variedad Old School que dejará huella en vuestros paladares. Aunque la mayoría de cultivadores se decantan por esta variedad por su increíble color púrpura, el cual adquiere durante la floración, es el sabor lo que más destaca, sin lugar a dudas.

Se dice que esta variedad proviene de una mezcla de Afganas y variedades Holandesas, que dieron como fruto esta archiconocida variedad de Marihuana.

Es una variedad que crece y mucho en exterior. De hecho, está indicada exclusivamente para cultivo en exterior dadas sus características. Bien cultivada, podremos obtener plantas de entre un metro y medio y dos metros y medio, aunque creedme cuando os digo que personalmente he visto ejemplares más grandes.

Variedad ramificada pero con truco y, digo con truco, porque cada una de las ramas que forme desarrollará una increíble cola de zorro. Además, la propia planta formará un gran cogollo central sin ayuda de podas especiales ni similares, nos ofrecerá una producción más que destacable.

El sabor de sus frutos es sencillamente delicioso, fruta fresca en la boca que nos hará incluso salivar. Su efecto es instantáneo y placentero, principalmente cerebral y de duración media, nada que no se pueda solucionar liándonos otro.

El olor de la Purple #1 de Dutch Passion destaca, y mucho, sobre cualquier otra variedad, es un olor muy fresco y sabroso, fruta fresca mezclada con fruta madura tropical, inolvidable. Tendremos esta variedad madura a finales de Septiembre, es una variedad que no nos hará esperar para ser cosechada.

Purple #1 de Dutch Passion, es la variedad perfecta para inaugurar el día. No nos dejará apalancados y tampoco nos pondrá muy tostados. Podremos degustar un increíble sabor y un buen efecto en cualquier momento.

Sweet Mango Auto de Green House Seeds

Los que personalmente me conocéis ya sabéis que no soy amante de las variedades automáticas, pero he de confesar que esta variedad me sorprendió y mucho, tanto durante su cultivo como en su degustación.

Sweet Mango Auto es una variedad muy afrutada, algo que valoro mucho a la hora de fumar. El nombre lo dice todo, un espectacular sabor y olor a mango maduro que nos hará pensar si realmente se trata de una planta de cannabis.

Las variedades automáticas están especialmente indicadas para ser cultivadas en exterior, aunque muchos cultivadores las prefieran para interior. Esto es así, porque son auténticas devoradoras de luz, es decir, cuanta más luz reciban, más provecho podremos obtener de ellas. Si las cultivamos en interior, sencillamente pagaremos y mucho en el recibo de la luz si queremos una buena producción.

Esta variedad crece hasta el metro y medio de altura si la cultivamos bien, os recomiendo ponerla una vez comenzado el verano, o por lo menos las buenas temperaturas. Dado que la tendréis lista para cosechar en apenas tres meses (si llegan), sobra decir que plantarla cuando mas pegue el sol es sinónimo de obtener el mejor rendimiento.

Es una variedad ramificada, que formará densos cogollos que literalmente inundarán de un olor irresistible la zona donde la cultivéis. Sweet Mango Auto de Green House Seeds es mango maduro en todo su esplendor, ninguna otra variedad del mercado ofrece este olor y sabor tan intenso a fruta. Es sencillamente fantástica.

Su efecto es más cerebral que corporal, de duración media y alta intensidad. Aunque no he cultivado muchas variedades automáticas sí que he catado muchas y esta es, sin lugar a dudas, de las mejores.

Blue Velvet de Dutch Passion

 Seguro que más de uno está ahora mismo sonriendo al ver que esta increíble variedad vuelve a estar entre nosotros con toda su energía.

Blue Velvet procede de un cruce de Blueberry y una Afgana, de estructura más bien indica y de sabor y efecto inconfundible. Muchas veces escuchareis descripciones tales como esta, pero una vez que la probéis sabréis porque se describen así, sencillamente, son inconfundibles e inolvidables.

Dutch Passion ha mantenido esta variedad durante décadas, paraos a pensar un momento, por qué ha sido así y por qué sigue siendo líder entre las variedades más sabrosas. Su sabor dulce combinado con la sutileza de las flores es irresistible.

Es una variedad que puede llegar a alcanzar incluso los tres metros de altura en exterior, aunque cuando hablamos de estas dimensiones, nos referimos siempre a cultivos bien atendidos.

No es una variedad excesivamente ramificada, pero formará cogollos monumentales dignos de fotografiar y enmarcar para el recuerdo. Su sabor es una mezcla entre flores y toques dulces, al igual que su olor.

Su efecto es muy placentero y potente, aunque instantáneo, sube con suavidad, delicadamente y cuando ya no nos demos cuenta, estaremos inmersos en un mar de sensaciones y relajación.

Blue Velvet de Dutch Passion es un clásico, una variedad que todo cultivador que se precie debería haber cultivado y saboreado sin excepción ni excusa.

La podremos cosechar durante las primeras semanas de octubre, nos ofrecerá una generosa producción y una cantidad de resina excepcional.

New York Power Diesel de Nirvana

Si os gustan los sabores complejos pero muy marcados, no podéis perderos esta suculenta variedad. NYPD de Nirvana proviene de un sensacional cruce entre Auroa Índica y una sativa Mexicana.

Es una variedad de estructura más bien índica, grandes cogollos y estructura robusta, de ramificación no muy exagerada aunque de buen crecimiento. Os ofrecerá plantas de incluso dos metros y medio en condiciones óptimas.

Lo mejor de NYPD de Nirvana es su increíble combinación de sabores y olores a limón muy cítrico y a diesel, un sabor que perdurará en nuestro paladar durante un buen rato acompañado de un increíble olor.

El efecto es principalmente corporal, de esos efectos que todos buscamos cuando lo que queremos es descansar, apalancarnos en el sofá o relajarnos para terminar bien el día. De intensidad fuerte y larga duración, un efecto que se aprecia y agradece.

A nivel personal nunca pensé que esta combinación de sabores y olores fuera acertada, hasta que tuve la ocasión de cultivar y degustar esta variedad. Creedme cuando os digo que es sencillamente maravillosa.

Nirvana nos ofrece la posibilidad de alegrarnos el día con un más que merecido descanso. No todo es buscar efectos activos en este mundo, también tenemos que relajarnos.

Por el momento, esto es todo. Aún tengo muchas cosas que contaros sobre diversas variedades que recuerdo con especial cariño. En próximas ediciones continuaremos repasando las variedades más sabrosas que puedo recordar. Mientras tanto, sed felices.

 

Ed Rosenthal Super Bud

La leyenda sigue creciendo…

Por Marqués de Esquilache

Algunas variedades, no demasiadas, consiguen alcanzar con el tiempo el título de leyenda. Esto no es debido a la mera fortuna, ni mucho menos. Cuando sucede es porque su creador o creadores han logrado una planta sublime, de colocón altísimo y dura ante las vicisitudes e inclemencias del tiempo. Como sin ningún género de dudas esto es aplicable a la Ed Rosenthal Super Bud. Quiero hacer un reportaje sobre un cultivo hecho simplemente para la investigación por un viejo cannabicultor muy experto y que ha hecho de la investigación una manera de vivir. Y, como se puede apreciar, las fotografías hablan por si solas de esta joyita.

Antes de proseguir, quiero aclarar que las fotos que os mostramos no son las de plantas cultivadas por los mejores y más expertos cannabicultores, ni mucho menos. Son de un cultivo de un cannabicultor avezado pero que tiene muchas limitaciones económicas. Incluso voy más lejos, un cultivo realizado en condiciones que distan bastante de las condiciones ideales del cultivo de cannabis. Porque, en efecto, aunque todos sabemos cómo hacerlo perfectamente, “de libro”, la realidad es que son pocos los que tienen todas las condiciones perfectas ya que, no nos engañemos, esto no resulta barato sino más bien todo lo contrario. Por lo tanto, después de tantos años entrevistando a cultivadores de todo tipo y visitando cientos de jardines, he llegado a la conclusión de que es una buena idea estudiar una variedad concreta desde el punto de vista de un cultivador medio, con las limitaciones propias que ello conlleva. En España, la mayoría de las aguas municipales son bastante duras y alcalinas. Pero, ¿quién tiene una máquina de ósmosis inversa en casa para cultivar marihuana? ¡Poquísimos! Y lo mismo pasa con los filtros. En España, la inmensa mayoría de las tierras de cultivo son demasiado alcalinas y, aún peor, demasiado arcillosas, lo que el cannabis odia más que a nada. Pero,¿cuántos se pueden permitir comprar sacos de hasta 20 euros en sustratos buenos? Más de lo mismo: unos pocos. ¿Quién se comprar toda la gama de abonos de las mejores firmas del sector? Poquitos.

Por este motivo digo que lo que a continuación os muestro son plantas que han sido cultivadas “todo lo mejor” que su dueño ha podido, pero lejos del cultivo perfecto que nos indican los libros y revistas. Sin embargo, a mi modo de ver este hecho, es incluso más interesante ver cultivos realistas, como los que tienen la mayoría de los cultivadores. ¿La buena noticia? Pues además de mostrarte un cultivo como el tuyo, que tampoco es el perfecto, el saber qué genéticas tienen esa casta, ese poderío que les permite dar muy buena marihuana en situaciones de cierta dificultad. Y, en mi modesta opinión, la Ed Rosental Super Bud es una planta fácil en este sentido y que, además, produce una marihuana altamente fuerte en sus efectos psicoactivos. No quiero hablar por hablar, pero lo cierto es que el banco propietario, Sensi Seeds, es uno de los más serios del mundo, cosa que no todos pueden decir, por desgracia.

Pepe, que es como llamaremos a nuestro entrevistado, tenía un pequeño interior que dedicaba invariablemente a la investigación cannabica. En dos metros cuadrados cultivaba una mitad para sus plantas de consumo, con las que no se arriesgaba en investigaciones. Mientras que la otra mitad estaba dedicada a sus experimentos. La Ed Rosenthal SB que nos ocupa vivió y murió en esta segunda mitad. Pepe había decidido cultivar sus plantas experimentales bajo luminarias de 400 w de sodio y, lo más importante, sin haber recibido ni una sola hora de luz más allá de los 12/12 de floración. En otras palabras, eran semillas que nacieron . vivieron y se cosecharon tras toda una vida sin pasar de los 12/12. No tuvieron nada de fase vegetativa Es curioso ver cómo reaccionaron las plantas y además, constatar la versatilidad de nuestra planta querida. ¿Cómo te imaginas tú, lector, que las plantas reaccionaron? Te reto a que lo pienses antes de seguir avanzando en esta lectura. Vamos a verlo.

Cada semilla, de un total de 3 de esta variedad, fue germinada en un vaso de agua durante 24 horas (apróx.) y después sembradas directamente en una maceta de poco más de dos litros repletos de un sustrato muy normalito y comprado en un vivero. Concretamente 4 euros por cincuenta litros de tierra vegetal enriquecida. Una tierra barata pero que, al menos, contenía toda la información técnica clave. Su PH, su EC, su total porcentual de materia orgánica, sus valores N P K etc. En definitiva, una tierra económica pero seria y con cierta calidad. Nunca compréis tierra en los chinos o en cualquier otro sitio donde no venga claramente especificada su información técnica mencionada. Si no lo pone en el saco es porque es una mierda.

Las 3 semillas germinadas salieron adelante y a partir de ese momento tuvieron un abonado muy “especialito” ya que, al no tener vegetativo, ¿qué debes hacer? “Lo solucioné abonado una sola vez, a los 12 dias de vida, con un N P K de vetativo, en dosis bajas.” – nos informa el cultivador. “Concretamente usé el Biogrow y nada más…” – continúa. “Pero a la siguiente semana añadí algo de algas, también de Biobizz, sin pasar de una EC de 0,9 milisiemens” – concluye. En definitiva, se abonó para fase vegetativa. Pero, ¿por qué no abonar directamente para floración, si la planta está recibiendo solamente 12/12 de luz diaria? Esta pregunta es el resultado de este cultivo de experimentación. Esto es lo que nuestro cultivador comprendió de sus plantas de cannabis: para florecer, una planta tiene que ser sexualmente madura.

“Cuando empiezas el cultivo con 12/12, la planta comienza a crecer exactamente igual que si estuviera bajo un ciclo de 18/6…” – asegura el dueño. “Hasta que la planta no tenga hojas de, al menos 5 puntas, no estará sexualmente madura…” – sigue explicando. “Así que crece normalmente hasta que sus hojas disponen de cinco peciolos y después comienzan a emitir flores…preciosas, por cierto…” – termina el orgulloso propietario. El caso es que razones de orgullo no le faltan porque la planta es ciertamente muy bonita, preciosa, femenina… Desde luego, es muy interesante comprobar cómo la naturaleza se impone, siguiendo su curso de forma natural por mucho que nos empeñemos en cambiar este curso. En efecto, las plantas puestas desde el mismo principio bajo un ciclo de 12/12 inician su ciclo vegetativo normalmente y, sólo cuando la planta es madura sexualmente, pueden generar flores.

Nuestro protagonista comprobó cómo sus plantas no comenzaron la floración hasta que cada planta tenía unos 15 días de vida. Tan sólo en este momento cambió su protocolo de abonado a un modelo de floración. Concretamente abonó una primera vez con Biobloom, no sobrepasando una EC de 1,00. Una semana después volvió a abonar pero con Top Max y manteniéndose en la misma EC. “Menos es más…” – insiste hablando de las cantidades de abono que echa a sus plantas. Con un criterio muy acertado, la siguiente semana lixivió sus plantas a fondo y después , otra semana más tarde, volvió a abonar utilizando una mezcla de Biobloom y Top Max pero llegando a una EC de 1,5. En definitiva una subida considerable pero sin llegar a límites altos. Y así quedó la cosa durante las dos siguientes semanas. Cada vez que tocaba regar no añadía abono alguno a excepción de unas vitaminas de la marca Super vit y, muy importante, unos aminoácidos. Los aminoácidos son al cannabis lo que la viagra a los seres humanos. Despiertan su fase sexual con gran ímpetu y notas con absoluta claridad cómo la planta se fortalece. La ves especialmente sana y robusta. No se aprecian carencias de ningún tipo y sus hojas, además de un verde perfecto, tienen una turgencia especial que llama la atención.

Nada más comenzar el segundo mes de floración abonó de nuevo con Biobloom y Top Max de nuevo sin sobrepasar la EC de 1,6. Los dos siguientes riegos no recibieron abonado alguno y al tercero volvió a utilizar el mismo abonado que la vez previa. Quedarían unas tres semanas largas antes de la cosecha cuando volvió a abonar con los mismos ingredientes pero llegó hasta una EC de 2,00 milisiemens.Esta fue la última vez que se abonó, al menos con productos N P K. Durante el tiempo restante hasta la cosecha tan sólo volvió a utilizar aminoácidos en una ocasión y dejó que los últimos 15 días transcurriesen sin echar nada más que no fuese agua limpia y lo más pura posible. De hecho, durante toda la vida de las plantas el agua utilizada era de la Comunidad de Madrid y de gran calidad. En efecto, nuestro cultivador llenaba un barril de 100 litros de agua y la dejaba que evaporase el cloro antes de ser utilizada. De hecho, 24 horas después de estar evaporando cloro, el medidor digital de EC daba una lectura de 0,2 milisiemens, lo cual está francamente bien y se puede considerar agua prácticamente pura. Es curioso ver que la misma agua, sin evaporar el cloro, daba una lectura de 0,4 milisiemens. Por ello, es tan importante dejar que el cloro se evapore. Por esto y porque el cloro, no lo olvidemos, mata las bacterias. Mata las negativas y patógenas, cierto, pero también mata las que son altamente positivas y necesarias para el sustrato. Un sustrato sin bacterias y microbios, es un sustrato muerto, no apto para el cultivo de cannabis orgánico.

Tres semanas de agua lixiviando el sustrato consiguieron que las raíces se deshicieran poco a poco de todo resto de fertilizante y, como consecuencia, el resultado fue una hierba que daba gusto de oler y fumar ya que no rascaba la garganta nada de nada. No te hacía toser o carraspear como tantas que veo por ahí. Y, desde luego, un buen secado y un mejor curado…”Tras secarla a conciencia, la dejo en cajas de cartón durante un mínimo de 2 meses…” – nos cuenta su propietario. “Pero intento dejarlas curándose bastante más si es posible…” – asegura con absoluta convicción. ¡Y qué razón tiene! Un curado de hasta 9 meses mejora tanto la marihuana que parece otra. No sólo mejora sus propiedades organolépticas, sino también su psicoactividad. “Cuando meto los cogollos a curar están bastante duros ya que he hecho muy buen cultivo y están repletos de resina…” – nos comenta. “Pero cuando los saco de su curado meses después, parecen rocas de lo duros que están…” – concluye admirado. ¡Y vaya sin doy fe de ello! He seguido este cultivo desde el principio y he podido tocar y probar los cogollos antes y después del curado. Os aseguro que la diferencia es extraordinaria…

Pero saquemos conclusiones de este cultivo tan especial, sin fase de vegetativo. La primera cuestión es obligada: ¿vale la pena, se consigue algún adelanto del tipo que sea? La respuesta es no, un no categórico. ¿Por qué? Pues sencillamente porque a pesar de todo, la planta se quedó en fase de vegetación durante unas semanas. Si esas semanas, en vez de haber recibido un fotoperiodo de 12/12 hubiera recibido luz durante un ciclo de 18/6, la planta se hubiera puesto bastante más grande y, por ende, la producción hubiera sido considerablemente mayor. La calidad sería la misma pero no es así con la cantidad. Por lo tanto, no tiene ventajas de ningún tipo a excepción de la factura de la luz. Aclarado este concepto no queda salvo evaluar cómo es esta genética. En mi opinión, la Ed Rosenthal Super Bud es una de las mejores genéticas que Sensi Seeds ha lanzado al mercado cannábico. La planta no da sorpresas desagradables y se puede decir que es muy facilona. A esto le añadimos el hecho de tener un efecto tremendo y nos encontramos ante una auténtica joyita del sector. Si bien es cierto que su efecto es relajante, no es menos cierto que también es muy cerebral y, sobre todo, muy imaginativo. Su propietario me ha regalado un cogollo y con fumarme un porrito me he escrito este artículo del tirón. Era como si un duende creativo hubiera tomado las riendas de mi cerebro y me impulsara a escribir sin cansarme. Es, por ello, muy indicada para labores creativas tales como escribir, pintar, escultura, una divertida conversación con los amigos etc. Y, muy importante, es una marihuana muy indicada para el sexo ya que dispara nuestra imaginación y, como todos sabemos, el sexo no está en los genitales sino en el cerebro, en nuestra imaginación.

No puedo ni debo acabar este artículo sin advertir a los usuarios que uno de sus efectos quizás menos deseable para todos los que lleven una dieta de alimentación, es que produce bastante hambre. Como te pongas a ver una peli y tengas la nevera llena y cerca…¡prepárate! Es un colocón bastante largo y duradero, como un par de horas, que te deja finalmente en un estado de calma muy apetecible y saludable. No digo que deje tirado, sino tranquilo. Es muy resinosa con lo cual, además de tener cogollos duros como piedras, es especialmente buena para la extracción de resina y la obtención de un hachís 00 de lo mejorcito que se pueda uno imaginar. En definitiva, estamos ante una de esas genéticas que ya son leyenda sin duda alguna y que en tu jardín te llenará de alegría y buenos momentos. Muchas gracias por ello, Señor Ropsenthal.

Hasta siempre.

 

Cultivo hidropónico para principiantes. Paso a paso (IV)

4ª Parte: Finalización de la floración y cierre del curso

Con este artículo finalizamos lo que para nosotros ha sido una extraordinaria aventura. En este curso hemos aportado parte de nuestras vivencias y experiencia. Esperamos haber sabido transmitir un poquito de nuestra pasión por la hidroponía. Hoy acabamos la floración y, con ello, cerramos el ciclo realizado por nuestra y ya también vuestra, Cheese hidropónica. Con la información que daremos a continuación, tendréis todas las piezas del puzle para tener éxito en la hidroponía.

Nos encontramos en las últimas semanas de nuestro cultivo. Imaginamos que, a estas alturas, ya conocéis las características principales de la genética que escogisteis para vuestro cubo. De igual manera, habéis adquirido un mínimo conocimiento del manejo de los abonos para hidroponía.

Recordad que la nutrición de vuestras plantas dependerá, en parte, de su genética y de los días de crecimiento que hayan tenido. Conocer la genética es el secreto para triunfar con vuestro cultivo.

Os aconsejamos que, la primera vez, pongáis una planta que ya conozcáis, que sepáis sus características principales, cuánto come, si bebe mucho… Las dosis indicadas por el fabricante son orientativas porque no todas las plantas, aunque sean la misma genética, tienen las misma necesidades. Puede pasar que la dosis indicada nos vaya bien para una planta de pocos días de crecimiento pero si se le dan más días -un mes, por ejemplo-, se pueden agotar antes los nutrientes y las conductividades tendrán que ser más altas. Si vamos con las dosis indicadas por el fabricante y observamos carencias en nuestra planta, no hay que tener miedo a subir la dosis.

Para las últimas cuatro semanas de floración preparamos una solución nutritiva indicada para plantas que se encuentran a la mitad de la floración. Mantenemos el pH a 6,3.

Al final de la floración es normal que la raíz se encuentre más amarillenta ya que durante la misma hemos ido añadiendo ácidos y sales y esto hace que las raíces adquieran un tono más marrón.

Recordad la importancia de controlar el pH, la conductividad y el nivel de agua mínimo una vez al día. Y también repasad los consejos y las pautas que os dimos en el artículo anterior.

Entutoramiento

En hidroponía, el entutoramiento de las plantas es importante porque estas llegan a coger un peso tan grande que las ramas no se aguantan y vencen hacia abajo. Visualmente eso es negativo. Además, esas ramas caídas no son capaces de recibir la luz, por lo que se pierde producción. Al atar las ramas, la luz penetra más y mejor y visualmente todo es más bonito.

Empezamos a entutorar al inicio de la floración. Seleccionamos las ramas que nos interesan y las entutoramos bien porqué sino en la quinta semana van a empezar a caer debido al peso. Las ramas que no nos interesen las cortamos. Vamos entutorando a la vez que seleccionamos las ramas vigorosas, de hojas grandes, con muchos brotes, las que cogen bien la luz. Toda la parte inferior de la planta, donde no llega la luz directa, no nos interesa porque no conseguiremos buenos cogollos allí. Las ramas bajas, que no reciben luz, provocan un gasto innecesario de energía que debería emplearse en los ápices superiores, que es donde está la chicha. Si esta poda de la parte inferior no se realiza, los cogollos que se consiguen aquí son pequeños, blandengues, no maduran. Por eso es útil seleccionar buenas ramas y podar. Así, conseguimos unas flores grandes, duras, pesadas y maduras.

Principales alteraciones de las plantas durante la floración

Cultivadores, no lo dudéis nunca, el color de vuestras plantas, si están bien, debe ser verde. Durante la floración os podéis encontrar con otras coloraciones que indicarán alguna alteración en las plantas.

Si observáis tallos y peciolos lilas seguramente se trate de una carencia de fósforo (P). Se trata de la alteración principal durante la floración. El fósforo es muy importante para la creación de flores y para el crecimiento de la planta. Las plantas con carencia de este elemento, no crecen. Si esto os sucede, preparad una solución nutritiva con un porcentaje más elevado de fósforo y, en poco tiempo, veréis cómo recupera su color verde.

Trabajar con hidroponía en invierno nos evita el problema que podemos tener con el fósforo debido al frío. El frio dificulta el desplazamiento del fósforo, pero en hidroponía, al calentar el agua con el calentador, este inconveniente desaparece.

Si observamos que nuestros cogollos no acaban de compactar y, por lo tanto, no están duros, podemos tener una carencia de potasio. Esta carencia afecta directamente al engorde del fruto.

Es importante la constante observación de nuestras plantas, sus hojas, tallos, peciolos, etc. Si la planta tiene sus hojas bajas amarillentas nos está cantando carencia de nutrientes (nitrógeno). Lo que haremos será tirar el agua que había y poner la dosis que indica el fabricante. Si la planta ya tenía su dosis significa que necesita más, así que le echaremos media dosis extra de abono de floración y de PK.

Como os comentamos en el artículo anterior, también os podéis encontrar con una sobrefertilización (color verde excesivo). Esto significa que esa planta tiene menos necesidad de nutrientes. Tiramos esa agua y preparamos una nueva solución nutritiva pero en lugar de la dosis indicada por el fabricante pondremos un poco menos, a ver qué sucede. Si el exceso es muy grande le haremos un lavado de raíces, es decir, las dejaremos sumergidas unas dos o tres horas en un cubo con pH a 6, conductividad a 1, su dosis de enzimas y después le prepararemos una nueva solución nutritiva con una conductividad por debajo de lo que se le ha hecho la vez anterior.

Carencias de macronutrientes y micronutrientes

Nuestra experiencia y vivencias nos permiten deciros que siempre es peor la carencia de un micronutriente que la de un macronutriente. La carencia de micronutrientes se manifiesta en los brotes y ápices. Estos no serán verdes sino de color lima. La carencia de macronutrientes en cambio, se manifiesta en las hojas viejas y grandes, que se vuelven de color azulado o amarillento, según la carencia que presentan.

Los micronutrientes siempre atacan al brote porqué no se traslocan como los macronutrientes. La planta no es capaz de llevárselo de la parte de abajo al brote. El brote saldrá deforme y de color amarillo y, como no reparemos eso con rapidez, los brotes morirán. Y una planta sin brotes no se muere, pero poca utilidad tiene.

Los micronutrientes son importantes y en según qué sistemas de hidroponía son difíciles de controlar pero, en este curso usamos un cubo, no os será complicado.

Meteorización del calcio

Un consejo que os será útil. Al comprar vuestros abonos en el Grow, sobretodo el de crecimiento y floración, cogedlos y agitadlos. Si notáis piedrecitas dentro significa que el calcio ha interaccionado con otros elementos, se ha precipitado y se ha vuelto roca, es decir, se ha cristalizado. Eso significa que ese bote ya no lleva las cantidades indicadas en el análisis garantizado del envase, porque hay sustancias que han interaccionado y la planta ya no las podrá asimilar. Debido a este proceso el producto se ha empobrecido y su eficacia no será la misma. Comprad botes en los que, al agitarlos, no notéis piedras en el interior. Esto nunca sucederá con el PK porque no lleva calcio.

Para un principiante, aconsejamos una gama de abonos compuesto de tres botes, uno de los cuales será de color rojo porque lleva los micronutrientes, entre ellos el hierro y su oxidación es la que provoca este color rojo. Si os fijáis los micronutrientes se encuentran con el calcio porque no interaccionan. Y en los otros dos botes, se hallan los otros elementos, que tampoco interaccionan entre ellos (NPK, Mg, Ca, S).

Por ejemplo, la gama “Flora Micro, Flora Grow y Flora Bloom” de General Hidroponics (GHE) separa los elementos como os hemos indicado. “Flora Micro” lleva el calcio y los micronutrientes y el resto llevan los macronutrientes primarios (NPK) y secundarios (Mg, Ca, S). De esta forma cuando los botes lleguen a nuestras manos estarán en el mismo estado que cuando se embotellaron.

¿Qué sucede si usamos una gama que tiene un bote de floración y otro de PK? Que lleva los micronutrientes en el interior del bote de floración y seguramente ya no será de color rojo. El calcio habrá interaccionado y, por lo tanto, cristalizado.Desde la fabricación del producto, su envasado, el reposo en algún almacén, el estante del Grow y finalmente hasta que vosotros lo uséis, ha transcurrido mucho tiempo para poder producirse la precipitación del calcio.

Enfermedades infecciosas o bióticas más normales en un cultivo Indoor

Las más habituales son las causadas por hongos (Ej.: Oídio, Botrytis), aunque también pueden ser provocadas por bacterias y virus.

Aunque no es muy habitual, puede suceder que en nuestro cultivo penetre un virus o una bacteria. Una de las principales causas es algo a lo que normalmente no se le da mucha importancia, se trata de un vector de enfermedades como es la mosca blanca. Este es uno de los insectos que más enfermedades puede transmitir a nuestra planta, ya que ha podido estar en otro tipo de vegetación contaminada y luego venir a nuestro cultivo y contaminarlo también.

En las grandes superficies de agricultura, para cualquier invernadero de las dimensiones que sea, el peor enemigo es la mosca blanca. Hay que erradicarla porque es transmisora de enfermedades y virus.

Quien realice cruces de semillas, debe saber que este virus es hereditario de generación a generación y de semilla a semilla.

Resultado final

La Cheese hidropónica que habéis ido observando en las fotos durante todo el curso ya ha acabado su ciclo. Después de darle solamente 13 días de crecimiento nos ha dado 60 gr., con unos cogollos de gran tamaño y perfecta compactación. Su aroma es envolvente y el tricoma de gran calidad. Hay que tener en cuenta que fuimos con una conductividad a 1 durante las dos primeras semanas de floración. Esto fue así para poder fotografiar y mostraros la carencia del Fósforo. Y aún tratando mal a nuestra pobre planta, hemos tenido este resultado.

En otras ocasiones, hemos sacado adelante una Cheese hidropónica con 20 días de crecimiento y nos ha dado 170 gr. de tremendos cogollos, únicamente con la gama Hesi y los productos adecuados. Y controlando el pH y la conductividad. Constancia e ilusión por lo que hacemos, eso es lo imprescindible. Y usamos Hesi, que es una gama más básica que GHE o Greenhouse, por ejemplo.

Recordatorio de la hidroponía versus la tierra

Con este artículo despedimos el “Curso de Hidroponía para principiantes” pero antes queremos recordaros uno de los motivos que hacen de la hidroponía un sistema más ventajoso que la tierra. Cada vez que el cultivador lo necesite puede preparar una solución nutritiva ideal para el tipo de planta que esté cultivando y siempre saturada en oxígeno. En cambio, en la tierra, el perfil del sustrato empieza a deteriorarse a las cuatro semanas debido a la compactación de la tierra, va perdiendo oxigenación y por eso muchas raíces mueren por asfixia.

Además, la cantidad de tricomas es mucho más elevada en hidroponía y los “chupa chups” son más gordos. Con este medio todo es más grande, el tallo, las hojas, las flores, los cálices, etc. siempre que la planta se haya desarrollado correctamente.

Hasta aquí este curso repleto de nuestras experiencias, consejos, curiosidades e ilusión por enseñar. Queremos agradeceros vuestros comentarios y dudas y recordad que podéis seguir consultándonos en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., os responderemos encantados. Y no podemos cerrar este artículo sin agradecer a ibrunesfotografia su generosidad, al prestarse a realizar las fotografías de nuestra Chesse para este artículo, y su profesionalidad (os recomendamos sinceramente su web). Ahora sí, un saludo y hasta la próxima cultivadores.

Primera Parte - Segunda Parte - Tercera Parte

 

Automáticas: ¿cómo han podido llegar a ser tan buenas?

Por Tony de Dutch Passion

Dutch Passion AutoMazarDutch Passion AutoMazar

Es una pregunta que a menudo nos hacemos. Después de todo, la primera generación de automáticas se limitó a pequeñas cosechas de media onza o menos. ¿Y qué podemos decir de la potencia de aquella primera generación de automáticas? Pues que era más adecuada que excepcional. Pero todo esto ha cambiado. Actualmente, los mejores bancos de semillas han roto esquemas con unos métodos de reproducción que les permiten producir automáticas con unos rendimientos muy elevados y unos niveles de potencia que actualmente son imposibles de distinguir de las variedades tradicionales. La pregunta que nos trae hasta aquí es: ¿a qué se debe esta evolución tan rápida?

Existen unas cuantas razones que explican el aumento del rendimiento en las automáticas feminizadas (a menudo conocidas como “autoflorecientes”, "AutoFems" o simplemente "automáticas"). Pero también cabe decir que todo cultivador doméstico que tenga la intención de cultivar automáticas debería hacer los deberes antes de gastarse dinero en semillas. Exactamente igual que las variedades fotoperiódicas tradicionales, algunos bancos de semillas ofrecen mejor calidad/consistencia que otros; sólo algunos saben realmente lo que hacen, mientras que otros aún están aprendiendo. Los mejores bancos son capaces de ofrecer semillas con rendimientos de más de 250 gramos por planta y unos niveles de THC parecidos a los de las variedades tradicionales. Utilizan la genética original más potente que existe y son conscientes de las complejidades y de los detalles del proceso de reproducción.

Las AutoFems se reproducen para que florezcan en periodos de 20 horas (o incluso de 24) de luz diaria. Con una variedad fotoperiódica tradicional, la genética del cannabis necesita muchas horas de luz para el periodo vegetativo y solo florece cuando la luz se reduce a 12 horas diarias. Es un proceso totalmente lógico puesto que la planta de cannabis evoluciona para empezar a florecer cuando nota que los días se acortan, señal de que el otoño se acerca. El inicio de la floración es un indicio de que la planta de cannabis intenta completar su ciclo de vida antes de que llegue el invierno.

Dutch Passion Think Different 1Dutch Passion Think Different 1El cultivador de interior imita artificialmente el ciclo de vida natural utilizando un sistema de luz a base de bombillas de HPS o LED, durante 12 horas de cada ciclo de 24. La planta de cannabis fotoperiódica responde a menos horas de luz empezando a florecer y a producir cogollos pegajosos que son el sueño de todo cultivador doméstico. Para muchos de los que estamos en el mundo de la reproducción, siempre nos había parecido una lástima que no se pudiera forzar una planta de cannabis a florecer con más horas de luz. Justo cuando una planta fotoperiódica empieza a florecer, cuando necesita toda la energía que puede conseguir para producir cannabis, tenemos que frenarla y darle 12 horas de luz diaria.

Hace unos años, algunos de los reproductores con más talento descubrieron que podían ajustar la base genética de la planta del cannabis para que pudiera hacer aquello que muchos creían imposible. Querían utilizar genética de la familia Ruderalis para permitir que el cannabis floreciera con fuerza, incluso aunque la planta creciera con 20 horas de luz diarias. Al principio, muchos decían que era tarea imposible, pero la historia nos demuestra que las normas están para romperse, y los cultivadores de cannabis son expertos en ello. Quizás esta sea una de las razones por las que tantos cultivadores domésticos autosuficientes han visto la luz con las automáticas.

Pero, ¿por qué han evolucionado tan rápidamente las automáticas? Se han necesitado sólo cinco años para que las automáticas pasaran de ser las nuevas vecinas a convertirse en un elemento consolidado del cultivo doméstico. Ni los más aficionados a las automáticas esperaban un crecimiento tan rápido hacia la fama. En Dutch Passion observamos que nuestros clientes ya compran tantas semillas automáticas como semillas tradicionales. Y otros bancos de semillas ya consolidados también están observando la misma tendencia a medida que las automáticas son cada vez más populares.

Existen unas cuantas razones principales que han permitido que las automáticas evolucionaran tan rápidamente.

  • Algunos de los mejores productores de cannabis adoptaron rápidamente las automáticas para ver con sus propios ojos todo lo que podían hacer. En cualquier industria, si puedes conseguir que los trabajadores con más talento e inteligencia se impliquen con las nuevas tecnologías, podrás ver rápidamente una de las dos cosas. O la tecnología se hunde, o flota. En el caso de las automáticas, la atención de los mejores cultivadores de cannabis ha permitido que estas variedades evolucionaran muy rápidamente.
  • El gen "foto" ha demostrado que se puede manipular para dar grandes ventajas al cultivador doméstico. La posibilidad de que la planta de cannabis florezca en 20 (o 24) horas de luz proporciona un aumento espectacular del potencial fotosintético en el rendimiento que obtiene el cultivador domestico medio. Actualmente, la mayoría de los expertos en automáticas más informados creen que las automáticas ya son capaces de superar el rendimiento de una variedad tradicional en el mismo periodo de tiempo, gracias a un factor clave: las automáticas disponen de casi dos veces más energía durante la floración, lo que equivale a unos rendimientos más elevados.
  • El reto. La mayoría de nosotros respondemos bien a los retos, sean deportivos, intelectuales o personales. Para los mejores reproductores de bancos de semillas, siempre es un reto poder mejorar las probabilidades en favor del cultivador doméstico. En los años 90, en Dutch Passion fuimos los primeros en crear semillas de cannabis feminizadas cuando los otros decían que era imposible. Hoy, vemos como las automáticas se están convirtiendo en una elección predominante entre los cultivadores domésticos.
  • La genética. Puesto que los detalles de la reproducción de las variedades automáticas se iban conociendo mejor, los grandes cultivadores fueron capaces de introducir algunas de las genéticas originales de los mejores expertos en cannabis al patrimonio genético que se utilizaba para reproducir automáticas. El resultado fue la combinación ideal de los mejores reproductores con la mejor genética, que trabajaba con unos elevados niveles de interés y motivación para avanzar más rápido de lo que nunca nadie hubiera pensado.

Dutch Passion AutoMazar a12Dutch Passion AutoMazar a12Pero las automáticas también tienen otros beneficios. El cultivador doméstico medio tiene tendencia a cultivar pocas plantas de cannabis, normalmente entre 10 y 20 plantas anuales para consumo propio. Los cultivadores para fines médicos pueden cultivar unas cuantas más, especialmente si destinan a productos alimentarios, aceites o concentrados. Los cultivadores domésticos suelen ser cautelosos, les gusta el cultivo discreto con instalaciones muy sencillas, pequeñas y con pocas plantas. Al cultivador doméstico medio no le gusta tener armarios de cultivo para las etapas vegetativas y de floración y, con las automáticas, no son necesarios. Actualmente, muchos cultivadores domésticos programan la luz de sus armarios con un sistema fijo de 20 horas de luz, seguidas de 4 horas de oscuridad. Con las automáticas, este sistema permite que los armarios se puedan utilizar tanto para los plantones como para las automáticas maduras que se acercan al tiempo de cosecha. Podéis empezar a plantar semillas nuevas siempre que queráis; solo tenéis que colocarlas en la sala de cultivo junto con las otras automáticas, independientemente del hecho de que todas estén en diferentes etapas de crecimiento. Normalmente, las automáticas necesitan unas 11 semanas desde que se plantan hasta que se recogen y permiten al cultivador doméstico utilizar una sola sala con un ciclo de luz fijo para todas las plantas. Un periodo de "luces encendidas" más largo también es útil para los cultivadores domésticos para conservar el calor de la sala de cultivo durante los meses más fríos.

Y, ¿cuál es el futuro de las automáticas? La respuesta más corta es "consulta este espacio". El trabajo con las automáticas continúa. Mucho de lo que se podía conseguir (en términos de rendimientos y potencia) ya se ha conseguido, pero aún quedan unas cuantas ideas nuevas en el tintero que podrían hacerse realidad en los próximos 1 o 2 años. Con una reproducción correcta, veremos como aparecen automáticas cada vez más ricas en CBD. También esperamos ver mejoras continuadas en la calidad y en el rendimiento aunque, en general, solo una pequeña parte de los cultivadores domésticos pueden conseguir el máximo potencial de la genética automática.

No creemos que las automáticas sustituyan completamente las variedades tradicionales, ni tampoco pensamos que nadie quiera verlo. Pero algunos bancos de semillas, incluido Dutch Passion, están observando que las mejores automáticas se han popularizado más que la mayoría de las variedades tradicionales consolidadas. Quizás el mercado de las semillas consiga un equilibrio en el que las variedades tradicionales y las variedades automáticas existan conjuntamente y casi en partes iguales. Entretanto, el mejor consejo que podemos dar a aquellos que quieran cultivar automáticas es el siguiente: buscad un banco de semillas de confianza y de buena reputación donde conseguir las semillas, y atreveros a probarlas. Realmente os sorprenderá la facilidad, la comodidad y la potencia devastadora que han conseguido las mejores automáticas.

 

Mini cultivos de interior (II y final)

por Nvidia

Minicultivo de interior de marihuanaMinicultivo de interior de marihuana

Tras estos días de relax, en los que muchos ya habréis comenzado a darle vueltas a la idea de montar un cultivo mini o, incluso os habéis tirado a la piscina y ya estáis trabajando en ello, vamos a seguir con la segunda y última parte del tutorial básico pero completito, sobre cómo montar un cultivo de marihuana indoor de dimensiones reducidas.

En el anterior número de el cultivador, vimos que tipo de armario podemos comprar para realizar este tipo de cultivo, incluso como apañárnosla con un armario vacio de casa o pequeña cajonera a la que no le demos uso. El tema iluminación lo dejamos también zanjado, al igual que el de ventilación y eliminación de olores (si alguno se ha despistado, podéis ver el artículo inicial desde la web : http://elcultivador.com , donde se alojan todos los números en formato digital).

Entrando en materia y con los aspectos básicos bien repasados, vamos a hablar un poco de la importancia que tiene elegir una buena genética para nuestro mini-cultivo. No penséis que un mini os va a delimitar a la hora de cultivar vuestra genética favorita, pero sí debemos tener presente que, si no tenemos experiencia en el cultivo (y me refiero a bastante experiencia cultivando), debemos ceñirnos a ciertas reglas.

A los cultivadores con una experiencia dilatada, ¿qué contaros? En un mini y partiendo desde esqueje podemos cultivar lo que queramos, incluso la sativa mas tardía del universo. Pero para los cultivadores nobeles o con poca experiencia, e incluso para los que poseen un nivel medio en lo que   a experiencia y técnicas de cultivo se refiere, debemos cerciorarnos en profundidad de escoger la genética que más se adapte a nuestras condiciones y necesidades.

A todo el mundo le gusta poner las variedades “de moda” o “nuevas” para probarlas y tener una opinión personal sobre ellas -también las variedades que tanto nos han recomendado los amigos-. Siendo realistas, un mini es un mini y, en el mercado actual tenemos variedades que se pueden disparar durante el crecimiento y más aun durante la floración, algo que no nos interesa.

Es por ello que debemos elegir una variedad que no estire mucho en floración, ya que nuestra altura estará también limitada y aún debemos dejar espacio para la iluminación. Las variedades índicas son las más indicadas y disponemos de un más que amplio abanico de variedades que se ciñen perfectamente a esta categoría o denominación “índica”.

Las variedades índicas normalmente doblan su tamaño durante la floración de forma que, si ponemos una semilla y la dejamos crecer hasta que madure sexualmente (alrededor de unas cuatro semanas de crecimiento), podremos hacernos una idea de su tamaño final una vez finalizada la etapa de floración.

Una buena variedad índica es la conocida Hindú Kush, es una índica pura de excelente cualidades relajantes y medicinales, con un buen sabor (puro kush) y un buen efecto. Esta variedad no crece mucho durante la etapa de crecimiento, sino que esta es, más bien, lenta. Tiende más a crecer a lo ancho con frondosas hojas que a lo alto, por lo que nos puede venir muy bien para nuestro cultivo mini.

Si durante el crecimiento adquiere una altura de veinte o veinticinco centímetros, sabremos que cuando termine de florecer no pasará de los cuarenta o cincuenta centímetros de altura, midiendo desde su base hasta la punta. Sabiendo que la planta medirá cincuenta centímetros, la maceta o tiesto, unos quince o veinte y para el foco precisaremos de otros veinte centímetros…, siempre que usemos sodio / bajo consumo o halogenuros metálicos, debemos disponer de una altura total de unos 90 centímetros en nuestro mini.

Si no hacemos caso y ponemos una variedad híbrida o una sativa, que triplique su altura durante la floración, más que mini, vamos a necesitar un descapotable para que puedan asomar las puntas de nuestras plantas.

Existen híbridos que estiran poco durante la floración. Podéis asesoraros sobre ellos en vuestro grow shop de confianza o a través de los diversos foros cannabicos accesibles desde Internet. Es muy importante saber qué es lo que vamos a cultivar antes de hacerlo, porque nos ahorrará muchos, pero que, muchos dolores de cabeza.

Como ya comentamos en el anterior número de el cultivador, algunos cultivos minis se realizan incluso dentro de una torre de ordenador (vacía, lógicamente). Estos minis tan reducidos, no están indicados para cultivadores con poca experiencia, ya que hay que partir de esquejes y utilizar un sistema de iluminación especial que no aporte calor (leds normalmente). Vamos a centrarnos en un mini normalito, realizado en un armario adquirido en un grow shop de 60x60x140 o 60x60x120 (fondo, ancho y alto).

Una vez que ya tenemos una variedad de marihuana elegida para el cultivo, que sea adecuada para nuestro espacio de cultivo, debemos preguntarnos cuantas plantas vamos a poner. Esta tarea no siempre es sencilla, al contrario, es más bien complicada.

El número de plantas a cultivar varía mucho en función de la genética elegida y de nuestra pericia cultivando. Suponiendo que partimos desde semilla en todo momento, debemos saber que no todas las plantas de marihuana crecen igual, algunas son muy ramificadas, muy anchas y otras, por el contrario, son más columnares, poco ramificadas.

En el caso de la Hindú Kush, y sabiendo que es una variedad que ramifica bastante, cuatro plantas sería un número excelente para nuestro armario XS. Si partimos de esquejes, podríamos ampliar ese número, realizar un SOG, un SCROG, etc., pero, partiendo de semilla y sin calentarnos mucho la cabeza con técnicas avanzadas de cultivo, personalmente optaría por cuatro macetas, como máximo, para estas medidas de indoor.

Cuatro plantas de buena producción, bien cultivadas y con un tamaño final de cincuenta centímetros de base a punta, puede otorgarnos una media de entre 60 y 100 gramos, dependiendo de la variedad y optimización del cultivo. Otra variedad que seguro ha pasado por vuestras mentes, es la conocida Critical. Esta variedad también se adapta bien a cultivos mini, porque no crece mucho en floración, pero sí ramifica bastante, por lo que también serian cuatro, el número de ejemplares idóneos para nuestro mini de 60x60x120.

Si elegimos alguna variedad menos ramificada, podemos incrementar el número de plantas sin mayor problema. Tened siempre presente que cada planta necesita de un espacio vital, como nosotros, por lo que jamás penséis en meter veinte plantas y que salgan “apelotonadas” como puedan, pues muy probablemente sufráis de todos los males que se puedan sufrir, como hongos, plagas, etc.

Un buen truco para realizar si nuestras plantas se van mucho de altura durante el crecimiento, es despuntarlas, de forma que el siguiente par de ramas serán las que formen los cogollos principales. Con esto ganaremos un poco de tiempo mientras nuestras plantas terminan de madurar sexualmente antes de pasarlas a floración.

Si ya las hemos pasado a floración y se nos van de altura, realizar un cropeado es la mejor opción. Consiste en apretar con los dedos el tallo en su parte superior, entre los dos o tres últimos nudos, hasta que escuchemos un leve “crack” o notemos que hemos debilitado esa parte del tallo. La intención es que la planta se doble a esa altura, justo donde hemos presionado con los dedos, de esta forma frenará su crecimiento apical aunque seguirá floreciendo con normalidad, incluso desarrollando un buen cogollo en la punta que hemos doblado. A lo largo de los días, veremos cómo se forma un pequeño cayó y se recupera sin mayor problema. Os recomiendo visualizar esta técnica a través de videos en youtube, para que veáis como realizarla con precisión.

Las macetas que debemos utilizar irán acordes al sustrato. Si, por ejemplo, utilizamos coco como sustrato, con macetas de cinco o siete litros podremos cultivar excelentes plantas. Si como sustraro elegimos tierra, debemos utilizar macetas de entre 7 y 10 litros para obtener plantas de la misma calidad que las anteriormente citadas.

Utilizar coco como sustrato tiene muchas ventajas, pero también inconvenientes. El coco es un sustrato inerte, es decir, no contiene nutrientes, por lo que debemos abonar en casi todos nuestros riegos, aumentando el nivel de nutrientes progresivamente en función de la etapa de nuestras plantas. Con una EC de 0,4 para plántulas, hasta una EC de 1,8 o 2,0 en los picos de floración (personalmente nunca me gusta pasar de 1,8).

El crecimiento es mucho más rápido si utilizamos coco como sustrato. Nuestras plantas mostrarán un vigor inigualable y una rapidez asombrosa, si optimizamos bien todos los parámetros, pero esto puede ser una desventaja si cultivamos en un mini, dado que tenemos una altura muy limitada y no queremos grandes plantas.

Utilizar tierra como sustrato es lo mas recomendado en general, las plantas no crecen tan rápido pero no hay prisa, lo que nos interesa es que maduren sexualmente y por muy rápido que crezcan, eso no ocurre hasta como poco, la cuarta semana desde que germinamos.

Cultivar en tierra tiene muchas ventajas también, apenas necesitaremos abonar durante el crecimiento, si es que lo necesitamos. Es durante la floración donde un extra nunca viene mal, sobre todo si es rico en PK, para que nuestros cogollos se desarrollen más. Si eres un cultivador con poca experiencia, o con pocas ganas de complicarte la vida, ni lo dudes: cultiva en tierra.

Quizás algunos penséis que le damos demasiada importancia a la elección de la genética y al sustrato, pero creerme cuando os digo que son pilares fundamentales en un buen cultivo de interior.

Ajustar la acidez del agua a la hora de regar, es algo indispensable también, aunque sobre esto ya hemos hablado en ediciones anteriores que podéis leer a través de la web del propio periódico.

Hasta el momento, tenemos controlados los parámetros más importantes, como la iluminación adecuada a nuestro reducido espacio de cultivo, la temperatura y humedad, el sistema de extracción de olores y ventilación del indoor, la correcta elección de la variedad más adecuada a nuestro espacio, el número de plantas a cultivar y el sustrato que usaremos.

Solo queda tener un poco de paciencia y, como decían los siniestro total, ¡con esto y un bizcocho...! (risas). Bueno, hablando un poco más en serio, todo lo serio que se puede hablar a estas horas del día, tras ya casi cerca de cinco puritos, veamos algunos trucos que nunca os van a venir mal a la hora de cultivar en un espacio reducido.

Ventilación, es fundamental para controlar la humedad y obtener un buen crecimiento. Nos ayudará a evitar problemas de hongos y muchas de las más temidas plagas (araña roja, mosca blanca....).

Esquejes vs. semillas, como os hemos indicado, partir de esquejes nos da la ventaja de no tener que realizar un ciclo de crecimiento completo y poder controlar mejor la altura de nuestras plantas ya maduras sexualmente, listas para florecer. Además podremos elaborar un bonito SOG, con el que obtener bastante más producción.

Pero no todo son ventajas, requiere de más dedicación y experiencia. Partir de semilla nos asegurará que nadie nos ha colado un hongo o plaga; mediante esqueje, que podremos obtener fenotipos variados (en variedades poco estabilizadas, ósea, la inmensa mayoría). Es más sencillo y utilizaremos un menor número de plantas, que en la vida real se traduce como mucho menos trabajo dedicado al indoor.

¡Croping! Esta técnica es buenísima para espacios reducidos. Podremos controlar la altura de nuestras plantas sin problemas, en serio: ojeadla en internet mediante youtube, os sorprenderá.

Iluminación. Si el bolsillo os lo permite, dadle caña a la iluminación LED. En minis es increíble su efectividad y rendimiento asombroso. Si el bolsillo no está para tirar cohetes, haceos con un equipo de sodio o cfl de segunda mano, pero procurar poner siempre bombillas nuevas, ya que, aunque las viejas consumen la misma luz, nos darán sólo la mitad de lúmenes.

Preventivos. Utilizad preventivos como aceite de neem o cola de caballo, ambos 100% naturales -bio. Nos evitará muchos problemas, pero que muchos, muchos.

Y bueno amigos, poco más. Realizar un cultivo en un mini es toda una aventura, algo realmente bonito y constructivo sea cual sea vuestro nivel de experiencia. No requiere de grandes inversiones y mucho menos de grandes trabajos de mantenimiento. Espero que os guste tanto como me gusta a mí. Sed felices.

Parte I

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Se acabó el miedo: fumiga a tope hasta el último día de floración con acaricida biológico

Foto 3 Superkukulus aplicacion final de floracion foliarDesde hace muchos años se han utilizado productos muy agresivos y tóxicos para tratar las plagas en el cannabis...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...

 

 

 

Música y Media