• La temporada de gripe está en pleno apogeo y los enfermos buscan alivio allí donde puedan encontrarlo.
  • El cannabis muchas veces se considera como una forma de disminuir los síntomas de la gripe y el resfriado común.
  • Pero, ¿realmente funciona?

Siempre sabes cuando la has cogido; dolor de garganta, nariz tapada, tos y estornudos que dan paso a fiebre, dolores corporales y fatiga extrema. Es la gripe y te derribará como si te hubiera atropellado un autobús. Pero para la mayoría de los adultos con un sistema inmunitario saludable, los síntomas desaparecerán después de aproximadamente una semana. Aunque parece que nunca termina.

Además de cargarnos con un cóctel de medicamentos para el resfriado, analgésicos y pastillas para la tos… ¿hay algo más que podamos hacer para controlar los síntomas? Como era de esperar, muchas personas confían en el cannabis.

No hay estudios publicados que investiguen este uso específico de la marihuana para tratar la gripe, pero eso no significa necesariamente que no funcione. Sin embargo, sí existen evidencias que sugieren que los síntomas pueden aliviarse si el cannabis se usa de manera responsable.

La investigación (limitada) sobre el cannabis y la gripe

Se cree que tanto el THC como el CBD, así como otros cannabinoides, incluido el CBG, tienen propiedades antivirales y antibacterianas; y esta es la razón principal por la que las personas lo usan para combatir el resfriado y la gripe.

Los cannabinoides THC y CBD también han demostrado tener propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir los dolores corporales, aliviar la inflamación de las vías respiratorias y aumentar la relajación para ayudarte a dormir.

También las investigaciones sugieren que el cannabis puede tener propiedades antipiréticas o reductoras de fiebre, debido a su capacidad de inmunosupresión (de suprimir el sistema inmune), aunque esto podría obstaculizar la capacidad del sistema inmunitario para combatir ciertas infecciones. Esto significa que, a pesar de que el cannabis proporciona cierto alivio de los síntomas, en realidad podría prolongar el tiempo que tarda un virus en desaparecer.

Estas contradicciones son la razón por la que se necesita desesperadamente más investigación sobre el cannabis a gran escala, pues hasta ahora todos los estudios han sido principalmente in vitro o en ratas. No ha habido ningún estudio en humanos hasta la fecha.

Quiero usar cannabis para la gripe, ¿qué debo hacer?

En pocas palabras, no fumes cannabis mientras estás enfermo de gripe. Es recomendable que te mantengas alejado de fumarlo o incluso vaporizarlo. Aunque puedes sentirte bien por un período breve de tiempo, el humo y el calor pueden irritar aún más las membranas mucosas, lo que empeora la tos o el dolor de garganta.

Para evitar esto, puedes ingerirlo. Por ingestión obtienes todas las ventajas de los cannabinoides, sin los efectos secundarios negativos de la combustión. No hay nada como una taza de té caliente para deshacerse de la gripe. El té con infusión de marihuana se ha vuelto extremadamente popular, ya que te permite aprovechar todos los beneficios de la hierba de una manera no convencional. Al combinar el té de marihuana con la gripe, es posible que duermas mejor y te sientas mejor.

El aceite de cannabis o las tinturas son otro método popular para consumir cannabis y no irritar las mucosas. Las tinturas son extractos líquidos de plantas o materiales herbales, explícitamente destinados al uso oral. Usarlos es muy simple. Deja caer el líquido debajo de la lengua. Es mejor dejar que el aceite se absorba antes de tragar, así que espera aproximadamente un minuto.

¿Es seguro usar medicamentos antigripales y marihuana?

La marihuana debe usarse con precaución mientras tomas medicamentos para el resfriado y la gripe. Algunos fármacos de venta libre alteran la forma en que el cuerpo procesa los componentes psicoactivos de la marihuana, lo que puede llevar a una acumulación de efectos excesivos.

Aunque no existe un riesgo grave, la combinación de marihuana con medicamentos para el resfriado y la gripe tiene efectos sedantes, lo que puede intensificar la somnolencia y afectar a la función cognitiva. Es posible que te resulte más difícil concentrarte o tomar decisiones.

Además, muchos de estos medicamentos producen efectos secundarios típicos en usuarios susceptibles, como boca seca, confusión, visión borrosa, alteraciones de la frecuencia cardíaca o pérdida del equilibrio. El consumo de marihuana puede empeorar estos efectos.

Para evitar el riesgo de efectos adversos, si eres un usuario ocasional (o excepcional) espera para usar marihuana ; o no aumentes la dosis típica que consumes si eres un usuario habitual y necesitas medicamentos para el resfriado o la gripe.

Fuente Dinafem.org