Cannabis para acabar con la caspa

Anda para acá, anda para allá, la blanca avanza hasta la calva
 Hasta la más glamorosa de las producciones puede arruinar esa pálida lluvia que se precipita desde la cabeza hacia los hombros. Confundida habitualmente con otras pestes epidérmicas, la caspa no es una sola y admite diversos tratamientos. Soluciones al alcance de la mano resultan más prácticas y placenteras tanto como menos onerosos y ridículas.

- Por Andrea Cynthia Mindlin (facultad de Farmacia y Bioquímica, Universidad de Buenos Aires)

Nada más bello que una cabellera brillante, reluciente, aireada, moviéndose al son del viento o de unas poderosas curvas femeninas. Espectáculo de lujuria en las retinas, ha sido holgadamente aprovechado por las agencias de publicidad de todo el globo a propósito de los múltiples productos que la industria produce para la higiene y belleza capilar.

Tan atractiva imagen se puede malograr, si al primer vistazo ya nos encontramos con unos pequeños corpúsculos blancos como si fueran provistos por una liliputiense nevada que acosa no sólo en invierno sino en cualquier época del año. Nada más antiestético, embarazoso y desagradable como cotidiano y habitual. Situación debida al enemigo público número uno de cualquier pelambre hasta ese momento sana y fuerte: la tan molesta caspa.

Situación que inhibe y desata nerviosismo porque el mal nunca avisa y en momento puede tornarse fatídico. Durante un ágape social, una reunión laboral o aún íntima se le va a ocurrir a esas pequeñas e inmundas escamas salirse del cuero cabelludo y deslizarse por ese pelo peinado que con tanto esmero hemos producido.

La caspa, esa lluvia blanca que se desparrama como papel picado después de un carnaval carioca tiene diversos orígenes y diferentes causas. Nunca es un problema aislado sino que suele ser una combinación de varios agentes causales, hasta uno tan obvio e inevitable como el calor. Y no solo la canícula estivales: puede desatarse por sombreros demasiado abrigados o carentes de ventilación.

Las nieves el estío

Pero antes de saber como se origina, primero vamos a averiguar de qué se trata. En donde solemos encontrar caspa, fundamentalmente, es en el cuero cabelludo (o en los hombros una vez caída) pero no es en la única parte de nuestro cuerpo donde podemos encontrarla.

El cuero cabelludo es la piel que reviste el cráneo del ser humano y, como su nombre lo indica, se halla más o menos cubierta de folículos pilosos. Es diferente de la piel de otras partes del cuerpo simplemente por el motivo de que bajo la misma existe una estructura altamente transitada, formada por una ramificación enorme de vasos sanguíneos y que es la responsable de las grandes hemorragias que causan las heridas que se producen aquí.

Van a ser cinco las capas que forma el cuero cabelludo, piel (a su vez constituidas por una epidermis, dermis y capa subcutánea), el tejido conjuntivo denso (donde se apoya la piel), la aponeurosis epicraneana, que es la que posee la anunciada gran cantidad de vasos sanguíneos que irrigan al cuero cabelludo, el tejido conjuntivo laxo y el pericráneo, la más externa es la epidermis, que es donde se insertan los folículos pilosos. De allí emergen los pelos, por ser la que esta en contacto con el medio ambiente y a merced de éste y sus caprichosos cambios será la que más alteraciones sufra.

La epidermis es la que en este tema más nos interesa a pues precisamente su disfunción va a ser la responsable de la aparición de la caspa.

Esta capa más externa de la piel del cuero cabelludo, está formada por células que se renuevan constantemente, es decir nacen, crecen y luego por un proceso metabólico complejo, pasan por un proceso de maduración específica (pierden la capacidad de dividirse, se vuelven mas duras y planas) hasta formar la capa protectora impermeable denominada estrato córneo. Las células córneas o corneocitos (nada que ver con córneas ni cuernos), se desprenden continuamente de la superficie de la piel en una continua descamación.

Normalmente, la epidermis del cuero cabelludo, como la del resto del cuerpo, se renueva regularmente cada veintiocho días (¡Oh, cuántas funciones metabólicas responden a ese lunar ciclo!). Este cambio es tan microscópico que transcurre inadvertido; sin embargo, hay ocasiones en las que la liberación de corneocitos es masiva y visible, como ocurre en el caso de las personas que padecen el problema de la caspa.

La caspa (Pityriasis capitis ), de ahí su nombre, se define como una descamación excesiva del cuero cabelludo acompañada de una picazón leve pero sin signos clínicos de inflamación. El mecanismo de aparición de la caspa es consecuencia de un aumento de la velocidad de descamación de la epidermis. El fenómeno puede tener muchos orígenes, desde nervioso, alérgico o simplemente cambios bruscos de temperaturas que hacen que la epidermis del cuero cabelludo empiece a funcionar y a descamarse, proceso que es natural pero que eventualmente puede desarrollarse de una forma anómala.

No todo lo que blanquea es caspa

Es bastante habitual que para una mirada poco entrada, el diagnóstico de caspa pueda confundirse con el de la dermatitis seborreica , debido a que presentan síntomas semejantes, fundamentalmente picazón y descamación. Sin embargo, a diferencia de la caspa, la dermatitis seborreica se caracteriza por una inflamación y descamación en áreas con una alta concentración de glándulas sebáceas, como el cuero cabelludo, cejas, frente, pestañas, detrás de las orejas y a los lados de la nariz.

A diferencia de esas patologías dermatológicas, es preciso tener en consideración que no la hay de un solo tipo de caspa. La ciencia ha detectado fundamentalmente dos variantes. Una que se denomina Pytiriasis simplex o forma seca y otra denominada otra denominada Pytiriasis steatoides o forma grasa.

La primera, la caspa seca, es la más frecuente y se presenta como escamas finas, de un tono blanco-grisáceo, más o menos adherentes, que pueden desprenderse después del peinado o de forma espontánea, y quedar entre los tallos del pelo y caer sobre la ropa. Las personas que sufren este tipo de caspa presentan un cuero cabelludo seco, falto de brillo y áspero.

En el segundo tipo de caspa, la caspa grasa, el cabello presenta un aspecto aceitoso y brillante, con escamas amarillentas, más gruesas y adherentes. Se presentan empapadas en una película de grasa y su aparición puede ser concomitante a la caída del cabello.

Si bien están bien marcadas las diferencias de estas dos tipos de caspa, todavía para la ciencia son inciertas las causas. A no desesperar: sí se conocen determinados factores que las pueden desencadenar, como la alimentación rica en grasas, la ansiedad, el estrés o el clima. Estadísticamente se ha constatado que, contra lo que circula en el saber popular, durante los meses de invierno la aparición de la caspa es más virulenta y decrece en el verano.

Otra de las teorías que explicarían la aparición de la caspa es el hecho que el cuero cabelludo tiene una determinada flora bacteriana. Sí señoras y señores: los homo sapiens tenemos muchos microorganismos en nuestro cuero cabelludo que le son propios y es normal que existan.

Lo anormal aparece cuando alguno de estos distintos microorganismos prolifera mas que otro y en forma más abundante, como es el caso del Pityrosporum ovale.

El aumento de este microorganismo en detrimento de los demás, desencadena un desbalance en la flora microbiana normal, que se torna más evidente en directa proporción al incremento de la grasitud del cuero cabelludo, es decir cuanta más cantidad de glándulas sebáceas hay mayor producción de grasa tienen.

La mala grasa

caspa4caspa4Pero como (casi) todo tiene solución, aún la caspa, sobre todo si confiamos en nuestro buen amigo el aceite de Cannabis Sativa. Podemos usar este versátil aceite para mejorar las condiciones de nuestro cuero cabelludo y consecuentemente mitigar o hacer desaparecer la tan poco glamorosa caspa.

En el mercado hay cientos de champúes con productos químicos como el ketoconazol o zinc piritiona, que son específicos para combatir de forma muy agresiva al poco bienvenido huésped.

Sustancias que sin dudas van a combatir la bacteria, siempre en función de determinadas circunstancias. No vaya a ser, como siempre recalcamos, que el remedio sea peor que la enfermedad, muchas veces lo que suele ocurrir con los productos lanzados por laboratorios multinacionales, para quienes pareciera que todos los males tienen cura... con su nuevo lanzamiento.

Pero ¿que pasa si no se obtienen los efectos anunciados/ esperados? Es decir, tenemos en muy buena salud nuestra flora microbiana del cuero cabelludo y empezamos a combatir la caspa con estos productos. El desbalance de la flora lo estamos provocando nosotros, entonces habremos sumado otro problema al de la caspa, y la tendremos ad eternum,

Cuando vamos al dermatólogo pocas veces (o casi ninguna diría en mi experiencia) he visto que el médico haga algún análisis microbiano para saber de que origen es la caspa. Se limita a esgrimir su carísima lapicera y receta uno de estos productos. Que, además, por lo general, suelen ser bastante onerosos tanto para el bolsillo del consumidor como para la seguridad social.

Lo que sí recomienda mi experiencia cannabica es algo mucho más sencillo, barato y del uso del sentido común, que como todo el mundo sabe es el menos común de los sentidos

Primero cuando aparece la tan indeseable caspa lo aconsejable es tratarla mediante una artillería de módicas recomendaciones caseras. Luego, por supuesto, y recién si la afección persiste, se deberá consultar a un profesional en dermatología.

Buena parte de los champúes comerciales, una de las complicaciones que producen es justamente la eliminación de la oleosidad natural que el cabello necesariamente ha de tener para mantenerse brilloso, sano y protegido de las agresiones del medio ambiente.

Las formulaciones de champú comerciales actúan básicamente tal como lo hacen los detergente con el que lavamos la vajilla, separando la grasa en pequeñas gotitas las cuales luego son arrastradas má,s fácilmente en el enjuague, este proceso químicamente de denomina emulsificación de las grasas. Pues la salud del cuero cabelludo, tanto sea como para combatir la caspa como para mantenerlo sano depende del equilibrado balance de la grasa que genera naturalmente el mismo.

¡El aceite desengrasa!

caspa4caspa4 Como es bien sabido, el aceite de Cannabis Sativa contiene un balance ideal de ácidos grasos esenciales Omega 6 y Omega 9. Tal propiedad ha de ser la responsable de equilibrar la grasa del cuero cabelludo, situación que esta descontrolada cuando tenemos caspa.

Podemos sumar la particularidad del aceite de Cannabis Sativa que es un muy buen antimicrobiano, no agresivo para la piel del cuero cabelludo, ya que no va a barrer toda la flora microscópica del cabello, lo que provocaría un mal mayor.

Hay otros aceites esenciales que también son muy útiles para combatir la caspa como el romero ( rosemarinus Officinalis sp) o el aceite de Jojoba, que se aplican sobre el cuero cabelludo antes del lavado o bien agregarse al champú.

Para el uso de estos aceites esenciales, es importante no usarlos puros, sino diluirlo en un carrier, transportador o diluyente como el Aceite de Cannabis Sativa. Sumamente apto para estos fines, no solo va a servir como diluyente de otros aceites sino que además va a aportar vitaminas A y E.

Lo conveniente al preparar una mezcla de aceites esenciales es no usar más de veinte gotas en total -entre los dos aceites, sumados- por cada 60 mililitros de aceite de Cannabis Sativa utilizado como diluyente.

Otra forma de usar el romero es preparar una tintura para el enjuague, para lo cual solo necesitamos hojas de romero secas o frescas, una jarra o recipiente grande y alcohol (o en su defecto el vodka que tenemos en nuestras casas que sirve muy bien para este propósito, entre otros).

Las tinturas se preparan a partir de hojas secas o frescas con una mezcla de alcohol y agua, 25 por ciento, es decir si se hace cien mililitros de mezcla alcohol/agua se pondrán veinticinco mililitros de agua y setenta y cinco mililitros de alcohol. Si se usan hojas frescas se recomienda utilizar el doble de cantidad que si se usan secas.

Se ponen las hojas secas (o frescas) en un recipiente de vidrio preferentemente oscuro, se agrega la mezcla alcohol/agua hasta que tape totalmente las hojas. Tras lo cual es menester sellar el recipiente y guardarlo en un lugar fresco al abrigo de la luz a fin de dejar reposar la mezcla durante dos semanas y sacudir el recipiente que contiene la mezcla una vez cada tanto, o sea, cuando uno se acuerde.

Además de aplicar el aceite de Cannabis Sativa junto con el de jojoba para luego darse un enjuague con tintura de romero, lo importante es saber como aplicarlo.

Poner nuestra mezcla de aceites en un plato hondo que permita mojar los dedos en él y masajear suavemente el cuero cabelludo durante unos dos o tres minutos.

Terminado a mano

Masajes en el cuero cabelludoMasajes en el cuero cabelludo El masaje va a ayudar a mejorar la circulación en el cuero cabelludo, ya que unas de las razones por la que puede haber una desmedida descamación del mismo es la mala circulación. Esta última situación muchas veces también es responsable de la caída del cabello. Suele suceder en múltiples oportunidades que aquellos tratamientos larguísimos y carísimos que ofrecen por televisión para evitar la caída del pelo no son mas que un tónico de uso externo para la circulación, a lo que se suman las sesiones de masajes, ya sea con un casco especial o con vibrador de usos múltiples, en vez de aplicar los ágiles dedos.

Luego del masaje no hace falta enjuagar, ya que si el estuvo realizado correctamente, el pelo no quedará graso, Si se desea lavar es preciso permitir que actúe al menos una hora y luego lavar con un champú suave, de esos que usan los bebes, al cual se le puede agregar unas gotitas de aceite de Cannabis y luego enjuagar con tintura de romero.

Pero como la procesión también va por dentro, cambiando la alimentación podemos atacar a la infesta invasora.

La mala alimentación puede ser la causa de la caspa, especialmente cuando ocurre una deficiente metabolización de los carbohidratos y de las grasa. Para contrarrestar esta situación resulta conveniente agregar en la dieta alimentos que contengan vitamina B6, uno es por supuesto el aceite de Cannabis Sativa. Se le puede agregar a las ensaladas una cucharadita, dará rico sabor además de su beneficio nutricional. La levadura nutricional y el germen de trigo crudo también son buenos portantes de vitamina B.

Otro elemento muy importante para combatir la caspa es el azufre, que lo vamos a encontrar en grandes cantidades en la cebolla y en el huevo.

La piel, al ser el órgano mas expuesto del cuerpo, es la que recibe y decodifica todas las señales, aún las emocionales. Y el estrés tan de moda en este convulsionado mundo pareciera ser el causante de muchas de nuestras dolencias y afecciones. No hay nada mejor que relajarse y tomarse la vida con más calma, aun cuando parezca que vamos no solo perder el pelo sino la cabeza de la noche a la mañana. Pero no las mañas.

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Se acabó el miedo: fumiga a tope hasta el último día de floración con acaricida biológico

Foto 3 Superkukulus aplicacion final de floracion foliarDesde hace muchos años se han utilizado productos muy agresivos y tóxicos para tratar las plagas en el cannabis...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...

 

 

 

Música y Media