Cáñamo industrial: la planta más versátil

Una buena opción contra la crisis mundial
El “Cannabis sativa. L ” es una especie sumamente versátil y en casi todas las culturas, por no decir todas, ha sido una herramienta insustituible.

Por David Hurtado

Ya fuera por la luz de su llama o por la fuerza de su fibra, no se ha podido prescindir de ella en épocas antiguas, y a día de hoy sigue siendo la reina de la cuerda y de los filtros especiales, áreas en las que ni se han planteado sustituirlas por su relación calidad-precio.

El planeta tierra se encuentra agotado, y mientras la macro-economía domine nuestra micro-economía y la vida de los ciudadanos, la lógica y el tiempo parece escaparse entre los dedos. Llega el momento impostergable de una “Economía a Escala Humana” (Manfred Max Neef). Es decir, al servicio del hombre y no el hombre al servicio de la economía y, ella, para beneficio de unos pocos. El Crack que ha sobrevenido es en parte porque todo está en evolución y el capitalismo neo-liberal ya está caduco y no soluciona, ni se adapta realmente a los seres humanos sin crear hambre y pobreza en miles de millones. Por otro lado, ha quedado demostrado a quien ampara las crisis y a quienes afecta más finalmente, aunque a los países ricos ya les empieza a atacar el desequilibrio mundial.

Es el tiempo de que la sociedad asuma la responsabilidad y busque unos líderes que de verdad sean capaces de resolver los grandes problemas que se avecinan por la presión demográfica. Los de ahora son líderes que gastan dinero en mentir y engañarnos más y mejor... y ya no cuela.

Aunque el cáñamo es una planta ideal para los tiempos de crisis, el mundo no parece darse cuenta porque ya no hay referentes de procesos a escala humana y por esa razón nadie, ni los economistas, ven soluciones en procesos de menor escala. Esto ocurre porque no se prestan a una especulación financiera y piramidal.

Los procesos de economía social a escala local funcionan bien sin tener que pagar mal al trabajador y sin debilitar al Estado, en contraposición a los procesos productivos que deslocalizan las empresas a países, en los que la gente casi duerme a pie del trabajo.

Pues bien, trasladando esto al cáñamo, una fábrica competitiva, en su transformación para fibra alcanza un valor de inversión inicial en torno a los 2 millones de euros como mínimo, y una fábrica realmente competitiva en el sector unos 2000 millones de pesetas o 12 millones de euros, aproximadamente.

Por tanto, si hablamos de toneladas de fibra por minuto, ya sobrepasamos la demanda de una familia y la de un valle con lo que alejamos la viabilidad de tener esos procesos productivos, integrados en la vida cotidiana rural. Por debajo de eso nadie lo apoya ni lo deja de ver como una aventura de un Don Quijote versión contemporánea, por muy bien que puedan servir a una comunidad de por ejemplo 1000 miembros. Así están las cosas.

Por fin, día a día, cala más esa idea de eficiencia energética y de optimización de recursos, tanto en la sociedad como en la política, la ciencia y los medios de comunicación.

El hacinamiento de la población urbana fomenta a su vez la desaparición de la rural y también que la economía y lo procesos productivos de desnaturalicen en fábricas, desvinculando a las personas de los productos, en un inmenso desorden global encadenado, que finalmente acaba afectando a la calidad del entorno y del alimento. Afecta a todo y a todos.

Dada la capacidad tecnológica que poseemos desde hace varias décadas, energéticamente, somos como niños consentidos, consentidores y derrochadores de combustibles en procesos ilógicos. Un 45% de la energía contenida en los combustibles es desperdiciada por la enorme ineficacia del motor de explosión.

Si Leonardo Da Vinci apareciera ahora mismo, al pobre le daría un soponcio coronario viendo el absurdo de tantas opciones energéticas alternativas mal optimizadas o bloqueadas. Es muy triste repetir algo que todo el mundo ha dicho alguna vez, que sólo una crisis desastrosa nos haría recobrar la sensatez. Volver a los procesos integrados con la tierra y con el resto de organismos. ¿Para que esperar?

Si el cáñamo no está ya preparado para sostenernos y mejorar el sufrimiento en ese crucial momento, yo personalmente no tengo la menor gana de ver esa crisis energética, porque seríamos esclavos de las corporaciones, una segunda revolución industrial muy dura. Por supuesto hay otras opciones, pero no tan simples, integradas y rápidas sin afectar al medio natural. No se trata de monocultivos, sino de rotaciones y recuperar espacios degradados, de dejar espacio a los bosques e incluso alimento silvestre para muchos pájaros y animales. Hay muchas más cosas dentro de una buena gestión.

Lo malo es que los microorganismos, las bacterias, hongos, virus, etc., no saben de plazos administrativos, ellos nos dan un solo aviso o ninguno, luego las consecuencias, y casi siempre nos toca asumir el papel de vencidos en los ajustes de los desequilibrios. Han muerto millones de anfibios por un hongo, el Tacrocrinium bendobatrifisque bloquea el intercambio de electrolitos en su piel. Pues bien, no conviene olvidar que los anfibios son bioindicadores.

El cáñamo en tiempo record podría ayudarnos a un reequilibrio económico y biológico, pero no sabemos cuanto tiempo queda para que el ajuste nos ponga en peligro. La planta provee abundancia, igualdad, riqueza, salud, bienestar y felicidad, y es por eso que el capitalismo impersonal no sabe cómo usarla porque no maneja esos parámetros. Por eso debemos asumir una actitud activa sobre nuestros derechos y obligaciones, dirigir nuestros procesos y salir de la pasividad ya que no van a caer del cielo las soluciones.

Entremos de lleno, por fin, en lo bueno, en las aplicaciones que se obtienen de las fibras, de la madera y de las semillas.

Alimento para humanos

El Cáñamo es como el amaranto una fuente de proteína completa y equilibrada en todos los aminoácidos.

En África durante décadas ha sido como la leche materna, en el destete. La riqueza en omega 3, 6 y 9 (el raro gamma linolénico) la hace perfecta en nutrición. El omega 9 es generado de forma natural por el cuerpo, pero los enfermos de esclerosis tienen problemas para sintetizarlo genéticamente, y es un gravísimo problema.

El gamma linolénico evita esta degradación de tejidos, sobre todo de los neuronales, porque ayuda a la regeneración de la mielina, que protege a las neuronas.

Al envejecer se debe incrementar su ingesta ya que se ha asociado el omega 9 con la regeneración de células que habitualmente son de difícil restauración (oído y vista), y aparte mejora las defensas, retrasa el envejecimiento y previene el cáncer.

Con respecto al cáncer, el investigador Javier Menéndez publicó en el Journal of the National Cáncer Institute: “el potencial preventivo y curativo del omega 9 es alto, ya que es capaz de inhibir hasta en un 90% la expresión del Oncogen erb B-2 en células tumorales humanas de mama, ovario y estómago. Además potencia entre 30 y 40 veces la acción inhibidora del Herceptin, que es el medicamento más usado para combatir el cáncer de mama”

La edestina, que es como se llama su proteína, es muy parecida a la humana y de alta asimilación por lo que es muy adecuada para vegetarianos y personas con problemas de sobrepeso o digestiones, incluidos aquellos graves. Es apta para celiacos por no tener gluten, ya que no es un cereal sino más bien parecida a un fruto seco.

Alimento para animales

El fruto es ideal para las gallinas como siempre se ha sabido, ya que mejoran sus puestas y la calidad de los huevos. También se les daba a los cerdos y burros en gran cantidad ya que no producía meteorismo si comían mucho (que fermenten a gases en la panza del animal). La flor es apta como forraje aportando algo de proteína, aunque su función más importante es la de limpiar muy bien el tracto intestinal de parásitos.

Los cañamones sirven como alimento igualmente para pájaros, reptiles, insectos y hasta los perros comen el fruto con apetito ya que los animales tienen el instinto muy desarrollado sobre lo que es de calidad.

Textiles de fibras.

Las células del floema o tejido vascular conducen nutrientes pero también dan flexibilidad contra el viento para restaurar su posición. Si la planta se parte, las fibras evitan que muera porque los tejidos no se separan nunca, y de ese modo puede regenerar en muy poco tiempo su posición erguida, creando nuevos brotes y alzando todo lo que pueda la variedad.

La fibra del cáñamo puede competir no sólo contra el resto de fibras vegetales en dureza y resistencia, sino incluso con materiales como la fibra de vidrio y el acero.

Gran producción de fibra de calidad a bajo coste hace que sus fibras sean apropiadas para múltiples usos, y además como ya existe tecnología preparada para su transformación, el cáñamo podría ser la opción más sensata y rentable para el nuevo escenario energético. Su resistencia al desgaste y putrefacción y la longitud de las fibras primarias (entre 5 y 40 mm), son la clave de su fuerza y durabilidad para las mejores cuerdas, redes, lonas y estopas para embarcaciones.

Con las fibras podemos fabricar además pulpas de papel especiales, ya sean para impresoras de alta calidad como suaves para hacer papelillos de fumar.

La ropa de cáñamo es suave en contra de lo que siempre se ha dicho, ya que actualmente se cotoniza (consiste en recortar su longitud al tamaño del algodón para procesarlo con las mismas máquinas) incluso existe lencería de fibra fina que usa calidades superiores.

La ropa de cáñamo es mucho más resistente y duradera, y retiene menos humedad lo que hace que el sudor se evapore más rápido.

Papel

Cabe señalar como se ha dicho muchas veces, que la producción por hectárea de celulosa es triple con respecto a los árboles, pero no se suele indicar que el papel de cáñamo no libera xilanos tóxicos durante su procesamiento, y que la propia savia de la planta sirve de abrasivo usado en la fabricación como agente blanqueante. Por otro lado soporta muchos reciclados sin amarillear y la tinta queda fijada de forma indeleble.

Compuestos para automóviles

En compuestos termoplásticos, las fibras naturales se mezclan con las de polipropileno para formar esterillas o alfombras, que bajo presión y calor se transforman en piezas de diseño.

Las fibras naturales se empapan con aglutinantes como la resina epoxy o poliuretano, y se deja endurecer por polimerización. Esta última técnica ha sido la más aplicada desde siempre para carrocerías ultraligeras y resistentes en la fórmula 3000 y otros modelos de competición, por su ligereza y extrema resistencia al viento..

En la industria automovilística la resistencia a la deformación, su estabilidad y la no fragmentación en astillas por impacto la hacen perfecta para salpicaderos.

Materiales de construcción

Como ya señalamos la resistencia de las fibras del cáñamo es tan alta que no se han despreciado La cal se mezcla con las fibras cortas de 0,55 mm de la madera o cañamizas (“hards”) que están unidas por lignina, celulosa y hemicelulosa. La magia reside en la amalgama que crea la cal al unirse con los trocitos de madera, ese agua pastosa, penetra en los huecos cristalinos de las cañamizas enriqueciendo la mezcla y formando una red homogénea que respira muy bien ya madura y compacta.

La fibra larga textil no se usa en construcción, aunque podría emplearse para viviendas antiterremoto.

Con el tiempo el cáñamo acompaña a la cal en su carbonatación, o sea en su retorno a piedra caliza, que es su naturaleza original. Un ejemplo de ello es el mortero del coliseo romano.

En Francia puentes antiquísimos atestiguan la calidad de la alianza “ Chanvre & Chaux ”, que para su época eran una autentica obra de ingeniería y resistencia. Este cemento natural era muy explotado y el alma de la estructura la hacían de cáñamo, tal vez sabiendo ya que su resistencia era superior, y que el hierro y la cal no se funden en un todo con el pasar del tiempo.

En bioconstrucción, se valora mucho su multifunción de material resistivo de carga, de aislamiento acústico y térmico, que simplifica un poco la ejecución. Sin embargo los muros con mortero aligerado de cáñamo son más laboriosos y engorrosos, porque se hacen por tramos, desplazando las planchas de madera que hacen de retén. Es muy pegajoso y requiere compactación manual.

Otra propiedad es la resistencia al fuego.

Cama de animales

La cañamiza, es decir el material decorticado, todo lo que no es fibra, ha sido usada tradicionalmente como cama para animales, tanto de pequeño como de gran porte.

Es una cama de muy buena calidad, no se incrusta en la piel provocando heridas y no es apetecible para los caballos, capaces de comer paja con excremento aún sin tener hambre.

Puede adsorber hasta cinco veces su peso y es un gran secante para el orín. La pega es que debe retirarse pronto ya que fermenta enseguida, pero a su vez ofrece la ventaja de que se hacen bolas muy fáciles de retirar.

Actualmente es una aplicación poco recomendable porque abundan otros materiales, muchísimo más baratos, y el mercado esta repleto de productos absorbentes de todo tipo.

Geotextiles

Los geotextiles son tejidos que sirven para acelerar la regeneración de terrenos erosionados o con poca cobertura superficial. Se aplican por ejemplo en taludes de carreteras o anexos a viviendas.

El cáñamo sustituye al polietileno y polipropileno, ambos polímeros, así como a la fibra de vidrio que también se usa como textil para vegetación.

Aunque las mantas de fibra de coco se degradan menos al aire libre por tener más lignina, las de cáñamo no requieren importación de un área tropical. También es bueno que la vegetación acabe incorporando dicho material biodegradable al suelo.

Usos del aceite

Antiguamente fue el mejor sustituto del aceite de ballena en alumbrado público, por su gran luminosidad. Rico en compuestos insaturados, le confiere la propiedad de ser secante y muy buen disolvente de pinturas.

Desde tiempos remotos se aprecia mucho como aceite neutro muy bueno para consumo humano en recuperación de enfermedades tanto internas como externas, para combatir infecciones y afectaciones de hongos en piel y por ser buen regenerador y cicatrizador en general. Tradicionalmente cataplasmas de hojas frescas de la planta y aceite se usaban en heridas de guerra, ya que nunca las tropas estaban desabastecidas de Cannas.

Jabón, cremas, plásticos, biodiesel y lubricantes de calidad salen de este oro verde.

La lista de aplicaciones es interminable, y nos hemos quedado sin espacio para profundizar, pero a lo largo de los próximos números entraremos de lleno en cada una de las aplicaciones.

Como dicen los Zapatistas de La Selva Lacandona, hay que crear un mundo en el que quepan otros mundos, y el Cannabis sativa .L es un buen ejemplo.

www.canamosolidario.org

 

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Se acabó el miedo: fumiga a tope hasta el último día de floración con acaricida biológico

Foto 3 Superkukulus aplicacion final de floracion foliarDesde hace muchos años se han utilizado productos muy agresivos y tóxicos para tratar las plagas en el cannabis...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...

 

 

 

Música y Media