Bioconstrucción con Termoarcilla, Cáñamo y Piedra Natural II

En el capítulo anterior, señalamos las ventajas que posee la termoarcilla y explicamos los riesgos asociados a la mala ejecución, así como los puntos débiles de este tipo de ladrillo que ha sido utilizado con tanta profusión, estos últimos años. También indicamos como el cáñamo puede mejorar sus características térmicas.

Pues bien, vamos a retomar la explicación, de por que el cáñamo y la cal son materiales tan recomendables para las construcciones de termoarcilla, en su aspecto de enfoscados de interior, carga de paredes exteriores, y así como material aislante, en techos y entreplantas.

Antes de profundizar en la aplicación de los morteros de cáñamo para carga, debemos tener en cuenta que características específicas posee la termoarcilla para su revestimiento.

Teniendo en cuenta la exposición en exterior a los agentes atmosféricos los fabricantes han establecido unas pruebas de resistencia a la penetración del agua sobre este ladrillo, realmente exigentes, en las que se proyecta agua a gran presión y se mide su permeabilidad en milímetros. Y es que la estanqueidad del muro, es parte del secreto de su conservación y resistencia en el tiempo, puesto que el ciclo de humectación y evaporación sobre ellos, crea unas condiciones que favorecen el deterioro del sistema de celdillas internas y su consiguiente desmoronamiento. Esto es debido a que el agua es un agente que favorece la meteorización o desintegración, incluso sin presencia de agentes biológicos. Por esta razón el mortero es importante que esté bien preparado y con buena ejecución, porque garantiza esta propiedad de impermeabilización.

Y por otro lado está el acabado por el interior que aunque supuestamente sólo posee una función de decoración también tiene su importancia, pero se usan morteros de revestimiento distintos que los del exterior por sus diferencias funcionales y por eso cambia el material a emplear.

Si el muro es en exclusiva de termoarcilla, es decir, de una sola hoja (algo sólo viable en zonas secas) siempre lleva revestimiento por ambos lados, con un grosor adecuado. Sin embargo si es doble y crea cámara de aire junto con ladrillos tabiqueros, la carga que debe tener hacía el interior de ese espacio de aislamiento no debe cumplir funciones de garantizar la estanqueidad, sino de evitar el paso de corrientes de aire, y por tanto puede ser de menor de un centímetro y medio, con tal de que su aplicación selle fisuras entre ladrillos, que puedan romper ese aislamiento térmico.

Los muros de termoarcilla deben cumplir unas condiciones básicas para que el revestimiento sea efectivo y de calidad, y evidentemente son la rugosidad y la adherencia, así como la estabilidad del propio muro y su resistencia.

Por supuesto también la limpieza, que determina el nivel de adherencia, por lo que debemos siempre limpiarlos para eliminar a un enemigo invisible, el polvo, que resta eficiencia de agarre y deshidrata inmediatamente la carga al aplicarla. A medida que el mortero va secándose junto a los pocos milímetros que la humedad ha logrado penetrar en el muro, se logra progresivamente más resistencia del revestimiento, cosa que el polvo impediría. Por cierto, que en este sentido de evitar grietas por deshidratación rápida y dilataciones por temperatura, el color del mortero es muy importante que no sea oscuro, ya que absorción solar es muy alta y produce efectos de fisuras con tremenda facilidad, al aumentar muchos grados en muy poco tiempo.

Hay otra condición que mejora la aplicación del revestimiento, como por ejemplo que transcurra cierto tiempo desde la construcción del muro, cuanto más mejor, ya que evitamos las retracciones o movimientos, explicados en el anterior capítulo, así como otros problemas tales como las dilataciones que al final también crearían fisuras en la capa enfoscada. Las características de planeidad y la verticalidad tras aplicar la carga, sólo se garantizan si partimos de unos muros que ya poseen estas características por lo que deberá ser revisado que no existan defectos, que en términos constructivos se denominan desplomes y flechas. Hay que tener en cuenta que en caso de que un muro de una sola hoja sufra una grieta exteriormente ya queda expuesto el interior de la vivienda a la penetración del agua.

Gracias a los enfoscados logramos que los muros sean prácticamente impermeables, y aparte protegemos la termoarcilla que es un material que no conviene exponer a los agentes atmosféricos. El uso de morteros cálcicos es muy recomendable, como mas tarde explicaremos, ya que son los mejores en regulación de humedad, aunque también pueden usarse los ligantes normales, con preferencia del uso del cemento blanco, menos contaminante respecto al gris.

Por otro lado hay una serie de pasos que también son totalmente recomendables de forma genérica para que el revestimiento exterior esté correctamente aplicado.

El primero es desechar el revestimiento como método adecuado de impermeabilización y estanqueidad, en casos de muros horizontales, o en diagonal, que requieren otro tipo de medidas, como tela asfáltica, caucho butilo, pinturas especiales, etc.

El material llamado caucho butilo, sirve como indicamos para aislar los muros de la humedad que pueda provenir del cimiento o incluso del suelo, ya que este es otro factor, que debe ser tenido muy en cuenta, porque la capilaridad es un proceso que hace subir la humedad hacia los muros incluso en casos de exposición mínima, de un modo progresivo.

Por supuesto que es obligado también en zonas de alta pluviometría o caras de la vivienda muy expuestas al norte, que instalemos aleros, vierteaguas, canalones, etc

En nuestro caso de las fotografías, el revestimiento exterior de la casa, que protege a la termoarcilla es la piedra que junto a su mortero de unión, nos garantiza, una adecuada y suficiente, protección de la cara exterior, y además contamos con una cámara de aire. Por el grosor de la piedra y su resistencia, no ha sido necesario aplicar como antes indicamos una capa de carga hacia el interior de la cámara de aire, porque esta zona está suficientemente protegida contra corrientes.

En general cualquier revestimiento exterior de la termoarcilla, debe ser aplicado cuando las condiciones climáticas son ideales en grados, viento y humedad, existiendo un nivel mínimo de 5 grados centígrados y no superior a 30.

El viento es un enemigo muy peligroso de los morteros, ya que puede desecarlos aún más rápido que la temperatura, y en presencia de mucho sol, la combinación es letal para su integridad.

Y finalmente otro detalle muy importante para una correcta aplicación de los revestimientos es humedecer el muro, porque la termoarcilla al ser muy porosa enseguida deshidrata el mortero perdiendo las propiedades de agarre del fraguado lento. Esta humectación es obligada en días muy calurosos, y en días húmedos y nubosos si bien puede no ser necesario, tampoco debemos dejar la mezcla con pocos niveles de humedad en previsión de ese efecto esponja de la termoarcilla.

Como veis, son varios detalles muy sencillos y de sentido común, pero que bien pueden en un momento pasarse por alto y producirnos un disgusto por el tiempo y dinero perdido, aparte de que es necesario volver a ejecutar.

Una vez repasados estos detalles generales y posando la atención sobre la edificación mostrada en las fotografías, es necesario señalar que aunque en el norte de España se ha usado también muchísima termoarcilla, no es lo más habitual que se use el revestimiento de piedra natural de unos 15cm sino de piedra comercial para fachadas que va pegada directamente, sin cámara. Sin embargo Galicia, si parece ser una zona en la que se han combinado estos dos materiales, y la termoarcilla está bien protegida así, pero en modo alguno es recomendable en zonas con tanta humedad muros simples sin cámara, y el tamaño de 29 cm de ancho tampoco llega a cumplir la normativa.

En este sentido empresas como Ceranor, ha sacado un bloque cerámico de arcilla aligerada, como se la denomina también a la termoarcilla, que cumple las nuevas condiciones de transmitancia térmica en muros del Nuevo Código Técnico de Edificación, para recuperar el sistema constructivo de una sola hoja en fachada y además como muro de carga. Se ha tenido que pasar de 29 hasta 31.cm

Yo personalmente creo que aunque esto ha sido adecuadamente testado y aprobado para la normativa, es correcto decir que la termoarcilla en ambientes con excesiva humedad ambiental, puede no ofrecer el mismo efecto aislante puesto que el agua es un conductor térmico extraordinario y aumenta la transmitancia, por lo que la calidad de la puesta en obra y las mezclas de los morteros debe ser ideal.

Como ya expliqué, para nuestro ejemplo, cuando cargamos los paños del interior de la vivienda con cáñamo y cal, estamos logrando un efecto secante suave, progresivo y constante en cuanto a mantener los niveles de humedad óptimos para la termoarcilla, bastante bajos. El yeso no es nada recomendable porque es bastante higroscópico, tiende a acumular agua y esto es algo totalmente opuesto a lo deseado.

Por tanto, cuando usamos morteros de cáñamo y cal, ya sea sobre este tipo de bloque, sobre ladrillo convencional, adobe, piedra o cualquier otro material, estamos garantizando que respire con gran facilidad la superficie que protegemos.

Con grosores de hasta 3 centímetros de carga o incluso más de mortero, aunque no es habitual superar el 1,5-2,5, no es desechable los valores de aislamiento extra que confiere al muro, sobre todo si la cantidad de cañamiza de la mezcla es muy elevada.

La viruta del cáñamo como son microscópicamente pequeños tubos o traqueidas, ayudan a aumentar las propiedades de la cal como material que favorece de por si, la renovación de aire y la transpirabilidad a través de él. Por esta razón generó tan buenos resultados cuando comenzó a utilizarse en Francia hace más de 20 años por parte de Charles Rasetti, un albañil y constructor pionero con cáñamo, que lo aplicó en su casa, la “Maison de Turquie”

Pues bien, aunque en otro capitulo penetraremos más profundamente en el asunto de las mezclas, y sus orígenes, tenemos que dedicar unas líneas antes de finalizar para explicar el uso que vamos a dar a la viruta de cáñamo como aislante, y que en pasos de obra es previo a la carga de paredes. Se usará tanto en el tejado como en el espacio entre plantas, en cajetines de madera que lo contienen en estado suelto, minimamente esponjado para capturar más aire seco, que es quien realmente produce el efecto de aislamiento en cualquier material aislante.

Aunque algunas empresas han realizado tratamientos de mineralización y autoclave a la viruta o cañamiza, ésta puede utilizarse natural, ya que las virutas proceden del tallo, el cual no posee albúmina y por tanto no presenta ningún atractivo para ser degradado por parásitos y en ausencia de humedad tampoco los hongos lo destruyen.

Es ideal para aislar, posee una densidad de unos 130 kg/m3 y su conductividad térmica es de 0,05 W/m.K que comparado con la termoarcilla de 0.28 W/m.K, no está nada mal ¿verdad?

Cuando colocamos en nuestro suelo un grosor de aislamiento de unos 15 cm nos proporciona unas buenas condiciones, considerándose una anchura mínima.

También se considera muy aislantes en suelos la mezcla con algo de cal, de manera que al aplicarlo no se compacta para que este esponjado, y en este caso aunque lleva muchísima cañamiza también tiene cal y arena. La conductividad térmica, aumenta un poco pero no demasiado, y de este modo tan versátil puede aplicarse también para pisar en las plantas bajas o en el sótano. Aunque puede dejarse al aire con su pigmento de color incluido se le suele tapar con azulejo o terrazo, superponiendo tarima flotante o cualquier otro sistema, pero siempre dejándolo respirar, por lo que jamás deberá taparse con materiales plásticos.

Con cáñamo usado de estas diferentes maneras vamos a lograr en nuestra construcción una muy buena protección en el tejado, un apoyo en los muros, y un efecto amortiguador desde la planta baja a la primera.

Por tanto como material para cargar aislar y enlucir es ideal, y más aún combinado con las piedra y la termoarcilla obteniendo un gran comfort en la vivienda.

David Hurtado

www.canamosolidario.org

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Se acabó el miedo: fumiga a tope hasta el último día de floración con acaricida biológico

Foto 3 Superkukulus aplicacion final de floracion foliarDesde hace muchos años se han utilizado productos muy agresivos y tóxicos para tratar las plagas en el cannabis...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...

 

 

 

Música y Media