Ayahusca: Hazla tu mismo

La expresión quechua “aya huasca” viene a significar “soga de las almas o enredadera de los espíritus” en el sentido de que ésta liana te puede llevar al mundo espiritual dónde moran los muertos, es decir aquellos que no podemos ver en el estado de conciencia ordinario diurno.

Por LOA

Tomando la enredadera de los espíritus, mezclada con hojas de alguna planta rica en DMT (Dimetil Triptamina), es posible ver lo no manifestado, el mundo del inconsciente o reino de las ánimas (animismo). Se entra en lo sagrado con uno de los visionarios más potentes del mundo. Los ayahuasqueros sólo creen en lo que ven, de ahí la dificultad de los misioneros cristianos que pretenden convertirlos a una religión que exige creer sin ver (fe ciega). Los nativos y mestizos toman ayahuasca para “curar todas sus enfermedades excepto las víricas y bacterianas, para educar a sus hijos, para tomar decisiones, para saber de personas lejanas en el espacio, para configurar su propio futuro individual”, etc. “Al día siguiente de la ingestión el sujeto se siente físicamente en perfecto estado, ágil, con el cuerpo limpio y con un buen estado de ánimo”. (Fericgla 1994). Además la harmina (que está en los tallos de ayahuasca) fue una importante medicina para tratar la enfermedad de Párkinson desde 1929 (Fericgla 2000).

La Banisteriopsis caapi es una liana rica en harmina, que crece en la selva baja amazónica, desde Bolivia al sur hasta Venezuela y Panamá al norte. Por toda la cuenca amazónica: Colombia, Ecuador, Perú y Brasil. Como poco 72 pueblos indígenas usan ayahuasca desde hace miles de años para diagnosticar, curar, pronosticar y adivinar (Ott 2006).                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      Cada tribu tiene su propia receta para elaborar una pócima conocida como yajé o ayahuasca, pero casi todas incluyen los tallos de la trepadora Banisteriopsis caapi y las hojas de un arbusto conocido como chakruna o amirucapanga (Psychotria viridis), y que contiene de 0,10 a 0,34 % de D.M.T. o Dimetil Triptamina. Otras tribus usan hojas de Diplopterys cabrerana, con un contenido de DMT de 0,17 a 1,75%.

PURGAHUASCA: EL VISIONARIO MÁS EXTENDIDO.

Entre los efectos (¿secundarios?) de esta pócima están las nauseas, vómitos y diarreas, por eso otro de los nombres latinoamericanos del brebaje es purgahuasca. Hay una correspondencia entre la gran fama y extensión que ha adquirido el culto/consumo de ayahuasca o purgahuasca y una de las disfunciones más comunes en el mundo rico: el estreñimiento. Los occidentales están que no cagan y necesitan purgantes que les ayuden a vaciarse purificando sus intestinos.

Considerando que otros visionarios como los honguitos psilocibínicos o las semillas que contienen amida del ácido lisérgico, NO suelen dar diarrea ni vómitos y además saben mucho mejor, ¿Cómo es posible que una infusión muy amarga y vomitiva sea tan popular?. Hay varias causas:

1-      Antes del descubrimiento de la ayahuasca por los círculos contraculturales o neojipis, los ayahuasqueros mestizos extendieron el uso medicinal de la pócima en las zonas urbanas de Brasil, Perú, Colombia y otros países. Después varias iglesias cristiano-ayahuasqueras se han convertido en importantes movimientos religiosos internacionales que representan el verdadero futuro del cristianismo al sustituir el sacramento placebo (pan y rito), por un auténtico sacramento enteógeno (Ott 2006). A finales del año 2000 se calculaban entre 13.000 y 21.000 los fieles ayahuasqueros, la mayoría brasileños pero también europeos, japoneses y norteamericanos (Fericgla 2000).

2-      En 1987 las autoridades de Brasil decidieron borrar la ayahuasca de las listas de drogas prohibidas, tras estudiar durante dos años a los consumidores rituales (“daimistas”), y comprobar que el comportamiento ético y laboral de los fieles fue ejemplar (Ott 2006).

3-      Mientras la posesión para el consumo de hongos que contienen psilocibina o de cactos ricos en mescalina puede suponer una condena de cárcel, la ayahuasca es legal en Brasil y está tolerada en casi todo el mundo.

4-      El brebaje tiene dos espíritus activos: uno está prohibido (D.M.T), pero el otro no: la harmina. Tal complejidad le da más seguridad legal que a otros preparados vegetales más simples, como una infusión de cactus o de setas. Cuando la policía detiene a un ayahuasquero con una botella de líquido marrón nunca saben a primera vista lo que contiene, puede ser sólo una infusión de tallos de Banisteriopsis caapi rica en harmina legal.

ANAHUASCA: ANÁLOGOS DE LA AYAHUASCA.

Al paso de los años se han ido descubriendo un sinfín de plantas que contienen los espíritus activos de la poción ayahuasca, esto es harmina y harmalina de un lado y DMT y otras triptaminas de otro. Hay al menos 67 plantas con harmina/harmalina y 74 con Dimetil Triptamina o 5-Metoxi-dimetiltriptamina (5-MeO-DMT) según Ott (2004). Esta gran abundancia mundial ha hecho decir a Alexander Shulgin (padre del éxtasis, MDMA) que la erradicación del ilegalizado D.M.T es imposible, no se pueden poner puertas al campo.

A continuación presentamos un cuadro con las plantas que contienen DMT y han sido usadas para hacer anahuasca. Descartamos muchas de las plantas que aparecen en los libros de Ott (2006) y Rätsch (2005) por ser plantas inseguras, no bioensayadas, escasas en DMT o con componentes venenosos. Incluimos dos especies no bioensayadas pero analizadas y cuyas semillas se venden en el mercado etnobotánico internacional.

PLANTA                               PARTE USADA: dosis                     TRIPTAMINAS %

LEGUMINOSAS (FABACEAS)

Bioensayadas:

Acacia maidenii                     corteza del tronco: 10-15 gramos      DMT 0,36%

Acacia phlebophylla               hojas secas: 20 gramos                       DMT 0,30%

Acacia obtusifolia=intertexta corteza del tronco                              DMT y otras 0,4-0,5%

Acacia confusa = A. richei     corteza de la raíz (NO bioensayada)  DMT 1,15%

Acacia simplex=simplicifolia corteza de tronco (NO bioensayada)DMT 0,81%

“     “                        “          hojas secas                                         triptaminas 1%

Anadenanthera colubrina var. Cébil vainas                                      DMT (único alcaloide)

            “          peregrina         vainas                                                 DMT (único alcaloide)

            “             “                   semillas                                              DMT y 5-hidroxi-DMT

Desmanthus illinoensis           corteza de la raíz: 28-60 gramos        DMT hasta 0,34%

Desmanthus leptolobus          corteza de la raíz                                DMT 0,14% aislado y bioensayado por J. Appleseed en 1992 (Trout 2002)

Mimosa pudica (Trout 2002)hojas y raíces de plantas >2 años       DMT y 5-MeO-DMT raíces

Mimosa scabrella                    corteza del tronco                              DMT 0,03%

Mimosa tenuiflora=hostilis  corteza de la raíz: 5-10 gramos       DMT 0,57-1% hasta 11%

MALPIGHIACEA

Diplopterys cabrerana=B. rusbyana hojas: 25 gramos          DMT, 5MeO-DMT 0,17-1,75%

MYRISTICACEAS

Virola pavonis                        hojas                                                   DMT

Virola theiodora                     flores                                                  DMT 0,44%

Virola rufula                           corteza                                               DMT 0,19% sin otras triptaminas

RUBIACEAS

Psychotria viridis=psychotriaefolia   hojas: 20-30 gramos               DMT 0,20% (media)

   “   poeppigiana. Bioensayos indican potente presencia de DMT (Trout 2002)

banisteriopsis caapi banisteriopsis caapi La relación enumera 18 especies con DMT y otras triptaminas. De todas ellas la más rica en DMT es la Mimosa tenuiflora (=Mimosa hostilis) con un mínimo de 0,57% en raíces recolectadas en Brasil. Ott (2006) ha informado de hasta un 11% de DMT en corteza de la raíz de plantas compradas en el mercado de Chiapas (Méjico). La Acacia maidenii con un 0,36% de DMT en la corteza del tronco de árboles muy jóvenes, es una de las plantas más usadas en Australia y otros países, con la ventaja de que es un árbol de rápido crecimiento y su corteza se desprende sola según va creciendo, hay muchos informes de bioensayos con esta Acacia en los foros de Internet. La Acacia phlebophylla, cuyas hojas tienen un 0,30% de DMT, es mejor opción aunque por desgracia los incendios en Australia han vaciado el mercado de semillas de esta interesante especie. La Psychotria viridis, cuyas hojas contienen de un 0,16 a un 0,34% de DMT, aunque es una de las plantas de uso tradicional en la Amazonia, ostenta unos niveles triptamínicos mucho más bajos que la Mimosa hostilis o jurema. La otra especie de uso tradicional amazónico, la Psychotria carthaginensis ni la hemos incluido en la lista debido a informes contradictorios que le otorgan de un 0 a un 0,66% de DMT a sus hojas secas. Algunas especies herbosas de Phalaris tienen mucho DMT pero a menudo mezclado con gramina, que es tóxica. Tampoco hemos incluido una planta citada por Ott (2006): la Antirhea lucida, porque también contiene la venenosa gramina (Trout 2002). Las Acacias confusa y simplex exhiben niveles altos de DMT en los análisis pero nadie las ha probado, por lo que su situación es confusa y nada simple. Sería recomendable la máxima precaución en caso de que algún intrépido psiconauta intentase probarlas (sus semillas están en el ciber-mercado). “Tanto la DMT como 5-metoxi-DMT se han identificado como compuestos normales de la sangre humana, muchos de los auténticos psiquedélicos químicos son semejantes, y a veces idénticos, a substancias normalmente producidas por el cuerpo” (Callaway en Fericgla 1994).

RECETAS.

Dado que la D.M.T se puede fumar pero es inactiva si se come o bebe en infusión, todas las recetas incluyen semillas molidas o extracto de Peganum harmala (véase CANNABIS MAGAZINE nº 60), para hacer activa la dimetil triptamina por vía oral. Las semillas de harmala se venden baratas en algunos zocos marroquíes y tunecinos con su nombre árabe: hármel. Hay quien ha sustituido estas semillas por una planta medicinal que se vende en herboristerías y también contiene harmina y harmalina: Pasiflora, pasionaria o flor de pasión (Pasiflora incarnata): 500 gramos por persona preparados como la infusión de harmala. Pero esta cantidad es descomunal y requiere mucha agua y zumo de limón, además necesita ser más investigada porque parece contener otras sustancias. En cualquier caso el sabor de la ayahuasca es repulsivo y para mejorarlo se suelen mascar unas rodajas de genjibre (Zingiber officinale).

JUREMAHUASCA: AYAHUASCA DE JUREMA.

harmala semillasharmala semillasPara hacer anahuasca, de efectos muy duraderos e intensos, se mezclan 5 a 10 gramos de corteza de jurema (Mimosa hostilis) con 3 gramos de semillas de harmala, ambas pulverizadas, y se hace una infusión con dos vasos de chupito de agua y uno de zumo de limón (en total unos 50 ml de líquido). Se lleva a ebullición revolviendo, al romper a hervir se apaga el fuego, se filtra y se echa el líquido en un vaso. Con el resto vegetal del colador se vuelve a repetir el proceso dos veces y al final se juntan los tres líquidos filtrados (unos 150 ml.) y se beben. Para mejorar el sabor puede mezclarse con zumo de manzana. Conviene usar la menor cantidad posible de agua con limón (sólo para cubrir los vegetales pulverizados), para que al final quede un vasito que podrá beberse de un trago. Esta es la infusión más potente, y la más usada en todo el mundo como igual o mejor que la ayahuasca amazónica por requerir menos líquido.

ACACIAHUASCA: ANAHUASCA DE ACACIA.

Estas mezclas son muy populares en Australia y han sido probadas con éxito, los relatos sobre recetas y efectos pueden leerse en Internet (erowid, etc.) y en libros (C.S.C.F. 1997). Usan una de estas dos Acacias y 3 gramos de semillas pulverizadas de Peganum harmala. Preparación igual a la juremahuasca.

Acacia maidenii                     corteza del tronco: 10-15 gramos      DMT 0,36%

Acacia phlebophylla               hojas secas: 20 gramos                       DMT 0,30%

FUMAHUASCA: AYAHUASCA FUMABLE.

En Australia han aparecido mezclas de hierbas fumables con un efecto tipo ayahuasca. Según parece podrían contener plantas o extractos herbales ricos en harmina y DMT (hasta un 20% de Dimetil Triptamina del peso seco de la mezcla de hierbas). La DMT es usualmente extraída de la Acacia obtusifolia. En el mercado londinense de Camden venden una mezcla de hierbas llamada changa (o xanga) por 20 o 30 libras el gramo en tiendas de parafernalia llamadas Headshops (Hanna 2008). Energy Control analizó una muestra y dio positiva en D.M.T. Hemos probado a fumar tanto semillas de harmala como hojas de Psychotria que contienen triptaminas, pero los efectos son muy ligeros, por lo que una mezcla de hierbas fumable y de efectos potentes sólo sería posible con extractos concentrados de plantas. Una preparación así sería considerada ilegal por su alto contenido en D.M.T a menos que sólo contuviera 5-metoxi-DMT que por ahora sigue sin estar prohibida.

OTROS ANÁLOGOS DE LA AYAHUASCA.

Hay otras plantas que pueden usarse para la elaboración de pócimas tipo ayahuasca, pero requieren más cantidad de tejido vegetal y por tanto más agua y zumo de limón, haciéndolas más engorrosas. Por ejemplo se pueden sustituir los 10 gramos de Acacia maidenii o de Mimosa tenuiflora por 25 gramos de hojas secas molidas de chakruna (Psychotria viridis) o más aun por 30 gramos de corteza de la raíz de Desmanthus illinoensis (“mimosa de la pradera”). Esta última planta es muy usada en Norteamérica, dónde crece silvestre.

MESCAHUASCA: MESCALINA Y HARMINA.

banisteriopsis inebriansbanisteriopsis inebriansUn viajero universal probó 150 mg de harmalina clorhidrato y 100 mg de mescalina, sintiendo claramente un efecto umbral de mescalina (Ott 2006). La dosis visionaria efectiva es como media de unos 300 mg de mescalina pura (Berger 2003). Algunos han probado con éxito la potenciación de cantidades mínimas de cactus mescalínicos con uno a tres gramos de semillas de Peganum harmala y uno de estos tres cactus:

20-25 gramos de cactus Trichocereus pachanoi pulverizado.

15 gramos de Trichocereus peruvianus en polvo.

5 gramos de peyote seco pulverizado.

Aunque ya se ha dicho que la harmina tiene un efecto IMAO (Inhibidor de la Mono Amino Oxidasa) reversible y de corta duración y por tanto se puede mezclar de forma segura con todo tipo de alimentos, es cierto que tanto la harmina como algunos alcaloides de estas cactáceas son de efectos sedantes y podría haber una excesiva sedación. Se recomienda mucha precaución en estas mezclas y nunca sobrepasar las cantidades indicadas. No hay evidencia de peligro mortal por mezclar beta-fenetilaminas (mescalina, MDMA, 2CB, etc.) con beta-carbolinas (harmina, harmalina, etc.) según el padre del éxtasis Alexander Shulgin (consultado por Ott 2006). Es mas, los indios sharanaua de Perú echan un cactus Opuntia a su ayahuasca, y se sabe que los cactus del género Opuntia suelen tener niveles muy bajos de mescalina, inactivos a menos que se potencien con harmina.

PSILOHUASCA: PSILOCYBE Y HARMALA.

Esta mezcla también se llama ayahuasca de hongos o funguihuasca: 3 gramos de harmala y 3 gramos de Psilocybe cubensis o 2 gramos de harmala y 1,5 gramos de Psilocybe semilanceata en forma de té. Según algunos usuarios un gramo de extracto de harmala duplica los efectos de dos gramos de Psilocybe cubensis. Se recomienda tomar un gramo del extracto de semillas de harmala 15 a 30 minutos antes de ingerir los hongos, así el efecto psilocíbico sube antes (DeKorne, Aardvark y Trout 2000).

ACIDHUASCA: ÁCIDO LISÉRGICO Y HARMALA.

Varios lectores de la revista enteógena (The Entheogen Review, USA), informan de potentes efectos tipo LSD mezclando unas pocas semillas de Argyreia nervosa (llamada “rosa lisérgica” por su contenido en amida del ácido lisérgico) y un gramo de semillas de harmala. También hay quien ha mezclado harmala con un tripi (dosis callejera de LSD) (DeKorne, Aardvark y Trout 2000).

HARMINA y HARMALINA: EXTRACCIÓN CASERA.

Para conseguir clorhidrato de harmina casi puro se sumergen las semillas molidas en un líquido formado por un 60% de vinagre y un 40% de agua. Tiene que haber tres veces más líquido que semillas. Se deja en maceración 3 días: el polvo de semillas irá absorbiendo líquido, hinchándose y formando una pasta densa. Pasados tres días se mete esta pasta en un filtro de tela y se prensa con la mano para filtrar todo el líquido, que se guardará en un vaso para usarlo más tarde. La pasta que queda en el colador se vuelve a sumergir en el doble de líquido ácido antedicho, si la pasta pesa 15 gramos, se sumerge en 30 gramos de solución ácida (vinagre 60% y agua 40%). Se filtra prensando bien la pasta y se juntan los dos líquidos, echando sobre ellos sal marina en una proporción de 100 gramos de sal por litro de líquido. Así los acetatos de harmina y harmalina se transforman en hidrocloruros insolubles en frío, precipitando. Para ayudar a la precipitación se mete el líquido salado en el congelador unos minutos. El resultado será un residuo cristalino que puede secarse y usarse ya como potenciador de plantas ricas en DMT. Para mayor purificación se redisuelve en agua caliente y se añade sal, precipitando otra vez, y si este proceso se repite varias veces al final los hidrocloruros de harmina y harmalina toman un color amarillo, señal de gran pureza.

ENDOHUASCA: ¿DMT Y HARMINA HUMANAS?

El farmacólogo James Callaway lanzó la hipótesis de que los sueños se producen cuando el cerebro humano produce y mezcla beta-carbolinas y DMT (Ott 2006, Rätsch 2005). De hecho para los indígenas ayahuasqueros las visiones del brebaje y las de los sueños son del mismo orden y sirven para los mismos propósitos: diagnosticar, pronosticar, adivinar, tomar decisiones, desentrañar misterios, curar enfermedades psicosomáticas. “En general, el efecto enteógeno de la ayahuasca es más de dejarse ir, similar al proceso de dormirse, que de arrebato incontrolable” (Fericgla 1997).

Texto: LOA

BIBLIOGRAFÍA.

Berger, M. 2003. Cactus enteógenos. Cáñamo ediciones. Barcelona.

C.S.C.F. 1997. Círculo Sociocultural de Castellar de la Frontera. Plantas Psicoactivas. Castellarte S.L. Edición multicultural en spanglish. Páginas 99 y 100.

DeKorne, Aardvark y Trout 2000. Ayahuasca analogues and plant-based tryptamines. The best of The Entheogen Review 1992-1999 segunda edición. T.E.R. Sacramento, California. USA.

Fericgla, J.M. 1994. ¿Alucinógenos o adaptógenos inespecíficos? Artículo del libro: Plantas, chamanismo y estados de consciencia. Los Libros de la liebre de Marzo. Barcelona.

Fericgla, J.M. 1997. Al trasluz de la ayahuasca. Libros de la liebre de Marzo. Barcelona.

Fericgla, J.M. 2000. Ayahuasca hoy. Artículo en Cáñamo Especial 50 sustancias psicoactivas.

Hanna, J.2008. Got changa? , artículo en Erowid Extracts nº 15 noviembre. USA.

Ott. J. 2004. Revista Cáñamo nº 73 enero, página 112.

Ott. J. 2006. Análogos de la ayahuasca. Ediciones Amargord. Madrid. Original en inglés de 1994.

Rätsch. C. 2005. The Encyclopedia of Psychoactive Plants. Park street pres. USA.

Trout, K. 1998. Ayahuasca and ayahuasca alkaloids. Better days publishing. USA.

Trout, K. 2002. Some simple tryptamines. A better days publication. USA.

                                                                                                                      

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Se acabó el miedo: fumiga a tope hasta el último día de floración con acaricida biológico

Foto 3 Superkukulus aplicacion final de floracion foliarDesde hace muchos años se han utilizado productos muy agresivos y tóxicos para tratar las plagas en el cannabis...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...

 

 

 

Música y Media