Duto & Kisha I

Las horas bajas de una unión eterna e imperecedera.

Como afirman desde la asociación de reducción de riesgos británica Lifeline, la heroína (duto) y la cocaína (kisha) se compaginan tan bien como el arroz y el curry, como el Yin y el Yang o como la mujer y el hombre. Es por ello que, en los ámbitos más hardcore del consumo de drogas, ambas sustancias han compartido tradicionalmente los mismos escenarios… al menos hasta hace bien poco, puesto que, de un tiempo a esta parte las cosas han ido cambiando de forma considerable, a veces, incluso, radicalmente. Veámoslo a continuación.

Por Eduardo Hidalgo

Al efecto, tomaremos como ejemplo el caso de la ciudad de Madrid y trataremos de analizar la evolución que a lo largo de las últimas décadas ha ido sufriendo el ámbito del yonkarreo cocainita, tanto en lo referente al mercado ilícito en sí mismo, a su localización, a lo productos que comercializa y distribuye como a los hábitos y patrones de consumo de los usuarios.

 

Retrocedamos, pues, hasta los años 70, ya que, aun cuando el origen del uso de estas drogas se remonte bastante más atrás, es en la mencionada década cuando se gestó el fenómeno de su consumo tal y como lo conocemos hoy. Por aquel entonces, en los años 73 y 74, había ya un pequeño círculo de iniciados en el empleo hedonista de la heroína ilícita. Generalmente se trataba de jóvenes pertenecientes a la clase media-alta que se las apañaban trapicheando entre ellos mismos con el género que unos u otros iban trayendo periódica y esporádicamente de lugares como Tailandia o Ámsterdam. Todavía, por tanto, no existía –o no puede hablarse de la existencia- de un mercado heroico propiamente dicho y bien asentado. El suministro era escaso y la clientela estaba circunscrita a un entorno muy reducido. Había, no obstante, un espectro más amplio de usuarios de estratos sociales más dispares y variados que consumían más o menos habitualmente todo tipo de opiáceos farmacéuticos con fines lúdicos y que empleaban, ya en aquel momento, la vía endovenosa.

 

Después, con el pasar de los años, la presencia de la heroína fue ganando terreno lenta y paulatinamente, hasta que, según indican todas las fuentes formales e informales, en 1978 se produciría la primera gran eclosión del consumo, en la que se verían implicados, fundamentalmente, ciertos sectores juveniles pertenecientes a las clases obreras y trabajadoras. A finales de los 70, puede hablarse ya, en consecuencia, de la instauración de un mercado ilícito en toda regla, con puntos de abastecimiento fijos, redes con cierto nivel de organización y un aprovisionamiento y distribución fluidos y estables. Y, al menos desde ese preciso momento –si no antes- el mercado heroico quedó indisolublemente unido y asociado al mercado cocaínico, en el sentido de que, desdé entonces, ahí donde se vendía heroína se vendía y se seguiría vendiendo cocaína.

 

Estos son años en los que la comercialización y los puntos de venta están muy diversificados, aunque predominan, sobre todo una vez que se inicia la década de los 80, la venta y el trapicheo entre los propios usuarios en las localizaciones más dispares del centro de la ciudad y la incipiente presencia de clanes, que terminarían dedicándose al narcotráfico durante décadas, principalmente en asentamientos marginales situados en la periferia.

 

Por aquel entonces se crea, pues, un mercado de drogas perfectamente asentado que, sin embargo, discurre de forma completamente aislada y desvinculada del resto del mercado de sustancias psicoactivas ilegales. Se trata de un mercado en el que se venden, única y exclusivamente, heroína y cocaína, y en el que los consumidores que en él se abastecen toman primordialmente, una y otra sustancia –ambas por vía endovenosa, tras haber realizado los primeros contactos con la vía esnifada-, aún cuando la opinión pública les considerara –y les siga considerando- puros y duros heroinómanos.

 

Valga, a modo de ejemplo ilustrativo al respecto de lo dicho, una declaración del protagonista de una celebradísima obra de carácter antropológico en la que se da cuenta del surgimiento y de la evolución del fenómeno del consumo de heroína en Madrid durante este período:

 

«La verdad es que éramos mas yonkis de la farlopa que de otra cosa. La heroína la tomábamos solo dos o tres veces al día, para quitarnos el rebote».

 

El libro en cuestión se llama La historia de Julián, y se subtitula Años de heroína y delincuencia, aun cuando, como acabamos de ver, el propio interesado declare taxativamente que era más yonki de la cocaína que de la heroína. Y como él, cientos y miles más, puesto que, como ya hemos dicho, ahí donde se vendía jako se vendía también zarpa, y las más de las veces, quien se chutaba caballo se chutaba también coca.

 

Más adelante, según fue llegando a su fin la década de los 80, el trapicheo que realizaban los propios consumidores y los traficantes de medio pelo en los puntos más variados de la ciudad (los hijos de los militares de la calle Alenza, la camarera del quiosco del Dos de Mayo, los buscavidas de Montera y Carretas, etc.) fue cediendo terreno cada vez de forma más acusada al negocio montado por los gitanos en los conocidos como hipermercados de la droga, normalmente localizados en lugares o barrios más o menos periféricos que, con la entrada de los años 90 terminaron por acaparar el 90% del business en emplazamientos como el Cerro de la Mica, Jauja, Torregrosa, Los Focos, La Celsa, La Rosilla, Pitis, el Salobral, Las Barranquillas… Sitios, todos ellos, en los que se vendía –y se vende en los que aún siguen en pie- únicamente heroína y cocaína, con la salvedad de que, según fue avanzando la década, los clientes fueron paulatinamente abandonando el uso inyectado del caballo y cambiándolo por el uso fumado en plata (chino). De tal manera que se chutaban la coca y se fumaban el jamaro.

 

Por lo demás, estos fueron años en los que el consumo de heroína experimentó un cierto repunte, y en los que los consumidores provenían de todos los sectores sociales posibles. El mercado, como ya hemos comentado, quedó capitalizado, fundamentalmente, en los hiper de la droga, aun cuando siguieron existiendo otros puntos de abastecimiento, especialmente en la zona centro, en las calles aledañas a Gran Vía, al principio de la década en la mismísima Plaza de España, y un unos años más adelante en la zona comprendida por las calles Valverde, Desengaño y demás. No obstante, el trapicheo en estas zonas pronto fue monopolizado por los inmigrantes subsaharianos, siendo cada vez menos frecuente la presencia de camellos autóctonos, que finalmente terminaron trabajando para los africanos a modo de machaquillas.

 

La venta, por aquel entonces, se realizaba en plena calle, y las sustancias despachadas eran, de nuevo, la heroína y la cocaína de toda la vida. A finales de los 90, sin embargo, fue haciendo acto de presencia la cocaína base (crack), y los usuarios, en general, hicieron con la coca lo mismo que ya hicieran en su momento con el caballo, dejar la chuta y pasar a fumarse la base.

 

De hecho, según entró la década de los años 2000 se produjo un curioso fenómeno: en estos enclaves céntricos de trapicheo fue siendo cada vez más difícil encontrar cocaína cruda (nombre que pasó a recibir la coca de siempre una vez que hizo acto de presencia el crack), hasta que, en algunos momentos llegó incluso a desaparecer (fenómeno que fue constatado, igualmente, en entornos de consumo similares de países como Inglaterra y Estados Unidos). En el centro de la ciudad, por tanto, se vendía y se consumía fundamentalmente cocaína base y heroína, y los consumidores hacían uso de ambas sustancias principalmente por vía fumada (comúnmente en plata el jako, y en pipa la base). En los hiper de la droga, por el contrario, siguieron despachando la coca y el burro de siempre, únicamente que ahora ampliaron la oferta con base y con mezcla (mitad caballo, mitad farlopa).

 

En cualquiera de los casos, por mucho que hubieran cambiado la presentación de las sustancias y su forma habitual de consumo, la antigua unión del duto y la kisha en estos ámbitos del uso de drogas seguía siendo tan indisoluble como siempre… hasta que, a finales de la primera década del 2000, la situación dio inesperadamente un giro drástico y radical (pero eso lo veremos en el próximo número de esta revista).

 

 

 

Cannabinoides sintéticos (VII): El fenómeno spice (II)

Por el Dr. Fernando Caudevilla

              En 2007 se detectó por primera vez la presencia de cannabinoides sintéticos en mezclas herbales que se venden a través de Internet como inciensos o productos de coleccionismo. Desde entonces la difusión de estas sustancias ha crecido, en parte por la promoción de los medios de comunicación. En este último número de la serie dedicada a estas sustancias analizaremos la evolución reciente sobre estas drogas y sus riesgos para la salud.

              Desde el año 2009, la detección de cannabinoides sintéticos se ha multiplicado tanto en Europa como en el resto del mundo. En nuestro continente, equipos de investigación en Holanda, Francia, Finlandia, Reino Unido u Alemania han comunicado el hallazgo de estas sustancias en mezclas de productos herbales, más conocidos como Spice Drugs. En Estados Unidos, Japón, Canadá o Thailandia estas drogas también han sido detectadas. En España, el equipo de investigación de la ONG Energy Control ha confirmado la presencia de estas sustancias en nuestro país en un artículo de investigación pendiente de publicación en el momento actual. Teniendo en cuenta que Internet es su vía de difusión no es extraño que puedan detectarse en cualquier lugar del globo, aunque en países como Japón pueden encontrarse en grow-shops e incluso en máquinas expendedoras.

              Aunque no existen evidencias claras al respecto, la mayoría de las fuentes señalan que los compuestos se sintetizan originalmente en laboratorios chinos o de otros países del Sudeste Asiático. Los procesos de síntesis de estas sustancias son relativamente complicados, pero teniendo en cuenta que son activos en dosis muy pequeñas, la rentabilidad del producto es muy elevada. Los cannabinoides sintéticos son adquiridos por los productores de Spice, quienes añaden estas potentes sustancias a las mezclas herbales que, después, son comercializadas a través de Internet.

              De forma simultánea, los medios de comunicación han ido dando publicidad a un fenómeno que, en un principio, estaba limitado a unos pocos usuarios. Es evidente que la función de los medios es informar, pero en los asuntos relacionados con drogas, muchas veces da la sensación de que realizan una función de difusión o promoción más que simplemente informativa. Lo excepcional o anecdótico suele presentarse como algo generalizado, o, directamente, como “la última moda en drogas”. A finales de 2006, cuando ni siquiera se había confirmado la presencia de cannabinoides sintéticos y los productos Spice eran una rareza incluso en círculos restringidos, el periódico británico The Independent publicaba un amplio reportaje titulado “Los consumidores de setas mágicas cambian sus hábitos para colocarse sin romper la ley”. En el artículo se exponían de forma detallada cuales eran los psicoactivos legales disponibles en aquel momento y su forma de adquirirlos. Entre 2006 y 2009, otro periódico inglés, The Guardian, ha publicado al menos cuatro grandes artículos dedicados al Spice, insistiendo en aspectos como su legalidad, la facilidad de acceso, novedad…

Otras noticias en prensa han destacado el hecho de que los cannabinoides sintéticos no pueden ser detectados en orina. Uno de los inconvenientes del cannabis es que sus metabolitos se depositan en las grasas del organismo y pueden detectarse en la orina de consumidores durante semanas. Los métodos de detección son cada vez más sensibles y en los últimos años se han detectado tests que pueden encontrar restos varios meses después de un consumo ocasional de hachís o marihuana. Éste sería el motivo por el que algunos jóvenes preferirían la marihuana sintética (así se refieren al producto en el Financial Times, New York Times o la CNN entre otros) y su uso en la Academia Naval Norteamericana. De hecho una investigación interna revelada por el Washington Post a principios de 2011 dio lugar a la expulsión de 7 marines de la Academia por este motivo. La noticia fue ampliamente difundida por los principales medios de comunicación escrita, radios y televisiones de nuestro país.

La desinformación y el sensacionalismo llegan al extremo en casos como el del reciente ataque caníbal de Miami, en los que se ha mencionado a los cannabinoides sintéticos, no relacionados con este caso. El pasado mes de Mayo, un hombre atacó a otro bajo los efectos de una nueva droga sintética (MDPV, metilendioxipirovalerona) comiéndose parte de su nariz, pómulo y globo ocular hasta ser abatido a tiros por la policía. De la misma forma que los cannabinoides sintéticos se comercializan como inciensos o mezclas de hierbas, la MDPV se comercializa como sales de baño. Esto ha dado lugar a cientos de noticias sobre “unas sales de baño que convierten a la gente en zombis” o “la droga caníbal”. Por supuesto en los medios no aparece ninguna reflexión sobre las características del agresor, su pauta de consumo o los riesgos (reales) de las nuevas drogas sintéticas. Y en esta ensalada de sensacionalismo aparecen con frecuencia referencias al Spice.

Recapitulando: según los medios existe una marihuana sintética (nombre desde luego acertado a nivel de marketing, al estilo de drogas de diseño) que se puede adquirir a través de Internet de forma sencilla y es la última moda en drogas. Además no deja rastros en orina en el caso de alguien quiera investigar el consumo y es legal. Con todos estos elementos es razonable pensar que su difusión sea sencilla.

La respuesta a nivel legal no se ha hecho esperar. Ni los ingredientes herbales ni los cannabinoides sintéticos están cubiertos por las Convenciones de Naciones Unidas de 1961 y 1971. Técnicamente no son drogas ilegales ni prohibidas. Pero a raíz de los hallazgos de laboratorio se han comenzado a articular leyes nacionales destinadas a prohibir las sustancias detectadas. En Austria y Alemania, desde Enero de 2009 está prohibido “comercializar e importar mezclas herbales que contengan JWH-018” . En Francia, en Febrero de 2009 se prohibieron el JWH-018, HU-210 y CP 47,497. Luxemburgo, Suiza, Lituania o Estonia han promulgado leyes parecidas durante 2009 y 2010 que cubren, además de los mencionados, al JWH-073 y al JWH-017. Hungría, por su parte, ha decidido prohibir “la distribución de mezclas herbales llamadas Spice Gold, Spice Diamond, Scence y cualquier otro producto que contenga las mismas mezclas herbales”.

Desde hace casi cien años sabemos que la prohibición de una droga no consigue su desaparición del mercado y da lugar a más efectos negativos que positivos. Tomemos el ejemplo de la cocaína. Es una planta que únicamente crece en una zona geográfica muy determinada del globo (zonas tropicales de Colombia, Bolivia, Ecuador y Perú). Las restricciones legales durante décadas, las fortunas derrochadas en prevención, esfuerzos militares, políticos y de todo tipo no han conseguido que cualquiera pueda comprar una bolsita con clorhidrato de cocaína en las plazas o los poblados de Madrid, San Francisco o El Cairo. Los precios son elevados, pero en Europa no se han modificado en los últimos diez años, lo que sugiere que la oferta cubre de sobra la demanda. Eso sí, las posibilidades de fraude, adulteración y su vinculación directa con el mercado negro hace que los problemas sanitarios y sociales sean mucho mayores del mal que se pretende evitar con la ineficaz prohibición.

Teniendo en cuenta que en la familia JWH existen más de 450 cannabinoides sintéticos, la eficacia de la prohibición de uno, dos o diez compuestos, o la de prohibir compuestos que se llamen “Spice” es nula. Basta con cambiar el nombre comercial y los cannabinoides sintéticos añadidos. Por otra parte, los foros de Internet de químicos amateurs bullen de actividad de profesionales que describen las rutas de síntesis de nuevas sustancias que actúan sobre los receptores de cannabinoides pero que jamás han sido probados en animales de experimentación o humanos.

Y esto es exactamente lo que está sucediendo en este momento. Ante la inconveniencia de utilizar el nombre “Spice”, los productores inventan otros como “Oro”, “Head trip”, “Mystic incense” o “Herbal High!” y sustituyen las hierbas por otras. En lugar de utilizar los cannabinoides prohibidos (básicamente el JWH-018, JWH-073, HU-210 y CP 47,497) añaden otros distintos como el JWH-019, JWH-081 y JWH-250). En los últimos resultados de análisis, se observa que muchas veces las muestras no contienen uno, sino mezclas de dos o tres cannabinoides distintos. Incluso un mismo producto comercial puede contener sustancias diferentes según cuando ha sido comprado.

Por ejemplo, el JWH-250 es un agonista de los receptores CB-1 y CB-2, varias veces más potente que el THC. Su estructura es completamente distinta al de otros cannabinoides sintéticos y ya se han descrito algunas modificaciones (cambiando un carbono en posición 2 por un grupo metilo, cloro o bromo) que darían lugar a variantes aún mucho más potentes. El AM-2201 ha sido detectado en algunas muestras de Estados Unidos y se sabe que produce vómitos, ataques de pánico o convulsiones a dosis entre 500 microgramos y 2 miligramos. El JWH-203, también detectado ya en algunas muestras, es el cannabinoide que, en estudios in-vitro, se une con mayor afinidad a los receptores.

Los mayores riesgos probablemente tienen que ver con el sistema inmunológico y los problemas psiquiátricos. Se sabe que el cannabis tiene un efecto inmunomodulador, pero no existen evidencias de que deprima o altere de forma significativa el sistema inmune de los humanos. Algunos estudios muestran incluso que el uso de marihuana no tiene un impacto significativo en este sentido. Pero algunos cannabinoides sintéticos activan los receptores CB-2 (responsables de los efectos inmunológicos) de forma mucho más potente o distinta a como lo hacen los principios activos de la planta. Y la manipulación de los mecanismos inmunológicos del organismo puede tener efectos muy importantes, ya que este sistema regula entre otras funciones la defensa del organismo frente a agentes externos, las alergias, las enfermedades autoinmunes o el control sobre las células tumorales.

Por otra parte, la planta del cannabis tiene de forma natural un cannabinoide llamado CBD (cannabidiol) que atenúa los efectos psicológicos negativos del THC. De hecho el CBD parece ser un potente antipsicótico que está comenzando a estudiarse por sus potenciales aplicaciones en el tratamiento de la esquizofrenia y otras enfermedades mentales. Las marihuanas con alto contenido en CBD son más sedantes en comparación con aquellas que contienen altas dosis de THC, en las que predominan los efectos psicodélicos. Pero incluso dosis bajas de CBD parecen tener un efecto significativo como protectores a nivel psicológico o psiquiátrico en el uso de la planta del cannabis. Los cannabinoides sintéticos, por el contrario, activan los receptores CB-1 de forma mucho más potente que la planta sin otras moléculas que atenúen este efecto, por lo que muchos autores creen que su potencial para producir experiencias negativas de tipo mental es más elevado. Algunos datos procedentes de los Servicios de Urgencias que atienden a personas que han consumido Spice parecen corroborar esta hipótesis.

En definitiva, el panorama sobre estas sustancias es sombrío. La irresponsabilidad de unos productores sólo preocupados del beneficio económico y la ceguera de las autoridades antidroga son una combinación muy peligrosa. Las personas que compran este tipo de sustancias peligrosas lo hacen desde el desconocimiento. Y buscan una experiencia que podrían obtener de una forma más segura utilizando la planta del cannabis, cuyos riesgos y peligros son mucho menores al de los productos Spice. Un argumento más para comenzar a plantear una regularización de esta planta, que lleva ya muchas décadas de retraso.

 

Cultivo en Arlita: Sistemas Automáticos de Control de Ec y pH (II)

Si bien el uso de sistemas automatizados de control de nutrientes y pH se encuentra generalizado en medias y grandes explotaciones, no sucede así con los cultivos más “caseros”. Sin embargo, son perfectamente aplicables si trabajamos a “escala” y en realidad los costes son rápidamente amortizados por el gran ahorro de tiempo y esfuerzo en que se traduce el uso de estos sistemas.

Fotos y Texto: Luis Hidalgo

Y no solo en el cultivo de cannabis, muchos procesos y técnicas de uso industrial pueden ser fácilmente modificados y aplicados a otos usos más “modestos” y de hecho, muchos de los que denominamos “avances” en cannabicultura no son más que aplicaciones provenientes de otras áreas, véase algunos sistemas nutricionales y “boosters” o como en nuestro caso, en el que estamos utilizando un sistema de control que originalmente se usa, por ejemplo, en las máquinas de hemodiálisis.

Vamos a acabar con los experimentos realizados con el controlador de Ec y PH que construimos en el número anterior para pasar a continuación a estudiar los que existen a la venta en el mercado de manera habitual, y no sólo para cannabicultura.

Acabando las pruebas

En el último número se publicó el esquema que con­tiene las señales que activan las bombas y los pulsos que se reciben como simulación del movimiento de los motores y pudimos ver que al llegar al ordenador la cantidad de pulsos equi­valente al número de mililitros a bombear se desacti­van las bombas. A continuación ejecutamos la misma fórmula controlada desde el microcontrolador, pero a diferencia del primer experimento, utilizamos el software de simulación virtual para manipular la inter­faz, por lo que fue necesario crear dos puertos series virtuales para poder conectar el circuito con el software antes mencionado, para lo que se utilizó el “Virtual Serial Port Driver”. La fórmula a realizar se corresponde con el co­mando “D1000,2000,3000,4000,5000”, y en la captura de pantalla se muestra cuándo se carga la fórmula en el simulador antes de comenzar su elaboración.

Al ejecutarlo, podremos ver como las barras azul oscuro representan los mililitros que se deben bombear, y a medida que esto vaya ocurriendo las barras azul claro crecerán en­cima de las oscuras, indicando los mililitros bombea­dos. En el número anterior publicamos la captura de los contadores que ilustra el resultado final de los pulsos recibidos, los cuales coinciden con los mililitros bombeados para B1, B2, B3 y B4. En el caso de B0 se muestra el doble, pues está asociada a RB0, donde solamente se detectan los frentes as­cendentes de los pulsos, y fue necesario dupli­carles las orejas a la lámina agregada al venti­lador del motor de esta bomba, para obtener la cantidad de cambios necesarios por revolución en RB0. Esta segunda prueba se realizó para corroborar la exactitud del control desde el microcontrolador es muy buena, comprobando que no se comenten errores en la dosificación.

Por último, realizamos la misma prueba, pero en este caso el control será desde la computadora y al comparar estos resultados con los obte­nidos mediante el control desde el microcontro­lador, se observa que esta variante es menos exacta, debido en su mayor parte al tiempo que demora la comunicación entre la compu­tadora y la interfaz. Se comete un error máxi­mo de aproximadamente de 25 ml por bomba, lo que representa para cada bomba el 2.5%, 1.2%, 0.83%, 0.62% y el 0.5% respectivamen­te. O sea se comete un error máximo de un 2.5% con respecto al valor total para esta fórmula. Este error disminuye a medida que aumentan los mililitros bombeados. Para obtener errores menores de 1% se deben bombear mínimo 2500ml por cada bomba.

Tras las simulaciones se llevó a cabo la prueba práctica para la comprobación de los resultados y total validación de la maqueta, realizando en la práctica los experimentos teóricos anteriores, obteniéndose resultados similares a los obte­nidos en las simulaciones, con lo que se resal­ta la importancia de la simulación y de la se­lección de las herramientas adecuadas para la misma. Se comprobó además que las bombas entre­gan la cantidad de líquido que indica la inter­faz, midiendo con probetas y recipientes gra­duados el volumen de líquido dispensado por cada bomba, detectándose un aumento en el error del líquido bombeado por cada bomba producto al tiempo de la demora de conmuta­ción del relé, esto ocurre para ambas formas de control (desde el microcontrolador y desde el software de alto nivel).El error aumentó en­tre 7 y 10 ml por bombas.

Como conclusión, podemos decir que este tipo de sistemas de control son realmente económicos (todo el material para el montaje puede salir por unos 30€), pero dos cosas son ciertas: Una, que no todo el mundo tiene capacidad o ganas de montar el “invento”, y dos, que el control no resulta tan “fino” como nos gustaría, pues por ejemplo para el control de pH en muchos casos el margen de error de este controlador es demasiado alto. Por todo lo anterior, pasamos a examinar las opciones que nos ofrecen los distintos fabricantes.

Sistemas de control “llave en mano”

Así pues, nos encontramos con distintas marcas, la gran mayoría extranjeras. Por ejemplo, en distintas páginas web podemos encontrar un controlador de ph compuesto por una dosificadora digital proporcional de reducción de ph de 0,30 l/h y electrodo para su detección de rango 0-14, alimentado por tensión eléctrica 220v y bajo consumo. Este equipo esta diseñado y preparado para regular en aguas de riego un nivel de ph requerido, sea cual sea el parámetro deseado. De esta forma y de manera totalmente automática e independiente, se encargará de dosificar el producto en proporción a la necesidad mediante una simple regulación previa, en la que indicaremos el nivel que queramos mantener en depósito de agua.

En este link http://www.directindustry.es/fabricante-industrial/controlador-ph-80144.html podemos encontrar multitud de fabricantes y modelos de controladores digitales, algunos de ellos con la capacidad de medir la oxigenación del agua. También la compañía Hanna dispone de un sistema automatizado que sirve para realizar el monitoreo del pH y Ec del agua de riego en forma automática. Este módulo está constituido por una unidad de inyección, medición y control. La unidad de Inyección esta formada por TRES inyectores de fertilizantes, una bomba eléctrica, un arrancador, cable para la conexión eléctrica de la bomba, flujómetros, válvulas manuales para el control del funcionamiento de los inyectores; La unidad de medición consta de un sensor de PH y EC con su respectivo display; y, finalmente la unidad de control esta integrada por un controlador (microcomputador), electroválvulas y demás accesorios de conexión. Para medir el caudal de riego de las dos zonas conjuntamente, se incluye una válvula volumétrica, con sus respectivos accesorios de conexión. Gracias a dispositivos como este ya es posible automatizar totalmente las soluciones nutritivas, o sea, el pH, la EC, el nivel del depósito, los fertilizantes y estimuladores, etc

En el próximo número terminaremos este curso con un resumen rápido de los 5 sistemas más eficientes para cultivar en arlita y sus correspondientes sistemas nutricionales óptimos. Hasta entonces, un saludo.

 

 

Cómo cultivar Northern Lights: Orígenes de la Línea

De Oriente a Occidente, las semillas afganas viajaron y llegaron a los USA en algún momento de la década de los 70 y fueron germinadas y plantadas. Durante un par de décadas, sus hijas, las hijas de sus hijas y así sucesivamente fueron cultivadas, seleccionadas y vueltas a cruzar hasta que alguien las llevó de vuelta al viejo continente donde, tras el boom de cultivo acaecido en el Norte de Europa, se dieron a conocer como Northern Lights.

Texto y Fotos: Luis Hidalgo

La migración de las semillas de cannabis siempre ha estado ligada al movimiento de las personas, y en el caso de los padres de la primera Northern Lights, debió suceder algo semejante: Alguien se las llevó de la zona de Afganistán o el Hindú Kush hasta algún lugar de USA.

Siguiendo y siguiendo el rastro, y tras desechar multitud de mitos y leyendas hemos llegado a discernir los únicos datos que parecen relativamente ciertos: El principio del ovillo nos lleva hasta el Norte de Michigan.

Cuando nace la Aurora Boreal

Vamos a situarnos: Todo el estado de Míchigan, y en concreto la zona Norte es bastante agreste y “primitivo”, con unos inviernos durísimos y los pocos residentes que viven en el área todo el año son gente ruda y de físico grande y rotundo que viven en una “calma chicha” permanente, en la que salir a cortar madera o a quitar la nieve de los caminos es todo un acontecimiento, y todo el mundo sabe todo del resto de los vecinos… Lo que podríamos llamar un ambiente duro y “pueblerino”.

Allí se encontraba “Robbie” de niño. Sus padres trabajaban para la Agencia de Recursos Medioambientales y pasaban los largos veranos en los bosques y lagos de la zona. En ocasiones, el padre de Robbie tenía que trabajar los sábados con otro amigo y se lo llevaban con ellos. Más o menos siempre realizaban las mismas tareas básicas, y Robbie nunca preguntaba acerca de aquel “especial” trabajo de los sábados. Los fines de semana viajaban 3 horas o más hacia el Sur o hacia el Este a visitar a familiares y amigos, y según se iba haciendo mayor, Robbie se dio cuenta de que toda aquella gente formaban un equipo y tenían una especie de “misión”.

Durante aquel tiempo vio muchas plantas, aunque no tenían nombre y sí un número. En concreto, en uno de sus últimos viajes antes de que su padre dejara el “equipo” a causa de las presiones de la madre de Robbie, que se empeñaba en que su padre abandonara aquel estilo de vida y que tomara un rumbo mas “respetable”, a pesar de que siempre fue un hombre íntegro del que Robbie aprendió a ser una persona ética y responsable; el caso es que en principio nunca vio ningún nombre referido a una variedad, y sí plantas numeradas que podían ir desde el número 2 al 38 o cualquier otro.

Así pues, el proyecto pasó a manos de dos hermanos en el Norte y Robbie pensaba que no tenían ni idea de lo que hacían, excepto hacer buena hierba, pues lo cierto es que tenían unos cultivos impresionantes pero muy “caseros”, de los harían que cualquier cultivador actual se partiera de risa. No había ni probadores, ni habitaciones para pruebas ni una gran organización, y “tiraban para alante” con los pocos medios de que disponían.

Tras algún tiempo se enviaron algunos lotes de plantas y semillas a la gente del Sur y del Este y después uno de los hermanos fue de cultivo en cultivo escogiendo los mejores ejemplares basándose en el tamaño, el color y la cantidad de resina que producían. Los hermanos tenían la teoría de que escogiendo sólo los ejemplares más productivos de mayor calidad en general la variedad debería ir mejorando, y además se iba probando en diferente situaciones y entornos de cultivo con el fin de que fuera lo más “adaptable” posible. No hace falta decir que tenían razón, como se demostró tras diez años de selección y cruce.

Un mito que se convirtió en leyenda

Es curioso cómo de una manera tan simple, como en realidad fue, se puede crear una variedad nueva, distinta y estable. Entonces, ¿Qué hace de la Northern Lights una variedad tan especial? Pues el Respeto, la Dignidad y la Integridad, que fueron quizá los ingredientes principales de la variedad y la más importante premisa a lo largo del proyecto de crianza, y aunque parezca increíble aún existe gente así, aunque por desgracia cada vez se da más el intrusismo y el aprovechamiento del trabajo de otros. Hay que darse cuenta de que en el desarrollo de la Northern Lights intervino un montón de gente a lo largo y ancho del enorme estado de Michigan e incluso fuera de él, nadie se apropió de la variedad ni se adelantó a sacarla al mercado por su cuenta. Nadie perjudicó a nadie y no hubo traiciones de ningún tipo. Regalaron MILES de semillas procedentes de cosechas impresionantes que les hubieran permitido vender enormes stocks de grano, pero prefirieron regalar su trabajo y esfuerzo a otros cannabicultores de la época.

Es sorprendente conocer el hecho de que unos pocos chavales pueblerinos con unas buenas semillas en sus manos se pudieron convertir en los más excelentes criadores de cannabis conocidos, y no precisamente por sus conocimientos ni la suerte de contar con unas buenas semillas de partida o por tener unas salas de cultivo mega super fashion. Los libros que existían sobre cultivo en aquella época y lugar eran pocos y muy caros y difíciles de encontrar. Ellos nunca supieron que lo que les llevó al éxito no fue otra cosa que su ética, respeto e integridad de los unos con los otros, que es lo que distingue a una variedad de una excelente variedad, a un cultivador de un cultivador excepcional y a un criador de un gran criador.

Nos gustaría que el Lector pudiera imaginar a un grupo de “melenudos” madereros con sus motosierras medio cascadas y con algún que otro diente de menos, vaqueros rotos, viejos y agujereados, las camisetas del curro y muy poca formación académica, porreros, folloneros de bar, bebedores de cerveza barata y cazadores de ciervos, pero para alimentarse ellos y sus familias, no por deporte!!!. De allí surgió un grupo de gente con un tremenda confianza y un total respeto de los unos por los otros y por Maria, lo que llevó a la consecución de un objetivo e otra manera inalcanzable.

El viaje de la Aurora

En un momento dado, uno de los cultivadores que estaba directamente involucrado en el proyecto se llevó algunas semillas fuera del estado dándoselas a otro cannabicultor de fuera, que rápidamente la cruzó con otra potente afgana creando la Pinconning Paralyzer. En principio, el nombre de Northern Lights no se debía al fenómeno de la aurora boreal sino más bien al colorido que adquirían las plantas cuando se cultivaban en exterior en áreas frías del Norte de los USA, con toques azules, rojos, púrpuras y blancos cristalinos debidos a la gran cantidad de tricomas que presentaba en las versiones originales.

La Northern Lights original podía plantarse en exterior a final de Abril y estaba completamente madura a primeros de Septiembre, ideal para ciclos “cortos” de cultivo en lugares dónde el Otoño entra pronto con fríos y nevadas tempranas, aparte de que en aquella zona de los USA los cazadores de ciervos comienzan ya a finales de Septiembre a controlar e investigar las áreas de caza descubriendo usualmente los posibles cultivos de cosecha tardía.

No se sabe bien cómo la variedad llegó a la Costa Oeste, pero al parecer, o alguien de allí consiguió comprar un paquete de semillas de la variedad original, o bien llegó en forma de clon y fue retrocruzada con distintas afganas para intentar recrear la variedad. En cualquier caso, se podría decir que a partir de ese momento se produjo la “puesta en escena” oficial de la variedad, llegando a ser ampliamente conocida por multitud de grupos de consumidores a lo largo y ancho de Norteamérica ya a mediados de los 70 debido entre otras cosas a que también era perfecta para el cultivo de interior al ser una planta de estructura baja y columnar de floración rápida y tras su “mejora” en el Noroeste se convirtió en una de las más famosas variedades de cannabis narcótico conocidas.

Para terminar este capítulo, recordar que la gran mayoría de variedades holandesas son en realidad el resultado de la comercialización del trabajo de criadores norteamericanos, muy anteriores a los híbridos realizados después por los bancos holandeses y considerados como “estándar”, como cualquiera puede comprobar investigando un poco por internet sobre lo que se ha producido desde más o menos 1984… Híbridos de Northern Lights, Skunk, Haze, Early Pearl, etc... y otros menos conocidos del tipo Emerald Pearl o Kryptonite. 

En la siguiente entrega llegaremos al final del viaje de la Northern Lights, que no es Holanda sino España, y comenzaremos con los datos, características y trucos necesarios para su cultivo óptimo. Hasta entonces, un saludo.

Hibridos / Cruces Northern Lights (Mínimo 2 Generación)

AK-48 » AK-47 x Soloryder

Alien Kush » Las Vegas Purple Kush x Alien Dog

Aurora Polaris » {Afghani x Northern Lights} x Lowryder F1

Auto Afghan » Lowryder Probably x Afghan

Auto Bluekush » Lowryder x Hindu Kush

Auto Bud » Lowryder x Big Bud x Indostan

Auto Fuel » Lowryder x Tajikistan

Auto Mass » Critical Mass x Lowryder

Auto Oil » Lowryder x ChemDawg / Kush

Auto Soviet » Lowryder x AK47 / Uzbekistan

Auto Stoned » Lowryder x Rosetta Stone / Kush

Auto Uzbeka » Lowryder x Uzbekistan

Automatic AK-47 » AK 47 x Lowryder

Automatic AK47 » AK47 x Lowryder F1

Automatic Blueberry » Blueberry x Lowryder

Automatic Great White Shark » Lowryder x Great White Shark

Automatic Hindu Kush » Hindu Kush x Master Kush x Lowryder F1

Automatic Lemon Skunk » Skunk #1 x Lowryder F1

Automatic White Russian » White Russian x Lowryder

Autum Fall » {Hawaii x Northern Lights} x Lowryder

BMW Autoflowering » BMW x Lowryder

Blackout Autoflowering » Blackout x Lowryder

Blue Hash » Blueberry x California HashPlant

Cate Harrington » Lowryder x Afghanistan, Helmand

Crystal Ryder » Lowryder x Santa Maria

Cyclops » Lowryder x AK-47

DSD v2 » Sour Diesel F2 x Sour Diesel F2

Dansk Diesel » Sour Diesel IBL

Flash Babylon » LowRyder x Northern Lights

Flower Power » Hindu Kush x Lowryder

Goliath » Power Plant x Lowryder

Green-O-Matic » Ruderalis x Morocco x White Dwarf x Low Rider

HiNoon » {Northern Lights #2 x Chronic} x {Swizerland x Lebanese}

Ice » ICE x Shiva Probably

Jackpot Royale » Las Vegas Purple Kush x Spacequeen

Likle Ryda » Lowryder x Jamaican High Grade

Likle Ryda Autoflowering » Likle Ryda x Lowryder

Little Red Ryder Hood » Skunk Red Hair x Lowryder

Low Dwarf » Lowryder x Unknown Strain Probably

Low Girl » Lowryder x Unknown Indica

LowBerry » Blueberry x Lowryder

LowMaster » Masterkush x Lowryder

Lowboldt » Soloryder x Yumboldt

Lowryder Nr2 » Santa Maria x Lowryder

Mamut Auto Critical » Critical Mamut x Low Ryder

Master Ice » Mind Bender x NLX

Masterlow » Lowryder x Masterkush

Moby Hash » Unknown Haze x California Hashplant

Mossys Jem » Lowryder x Mazar F4

NLA » NLX x Amnesia Haze F1

NLB » Lebanese x {Northern Lights #2 x Lebanese}

NLX x Master Ice » NLX x Master Ice

Northern Force » Northern Lights x Shiva x Citral x Unknown Ruderalis

Polar Express » NL #5 x Kush California x Lowryder

Power Stout » Lowryder x Unknown Strain

Purple Jems » Mazar x Lowryder F7

Rasputin IBL » Lowryder x White Russian F5 IBL

Roadrunner Automatic » Lowryder #1 x Dinafem #1

Royale Haze » Unknown Haze x {Unknown Skunk x Unknown Northern Lights}

Santa Sativa » Unknown Haze x {Unknown Northern Lights x Unknown Skunk}

Shiva Widow » {Northern Light x Shiva} x White Widow

Short Term Amnesia » Amnesia Haze x Lowryder

Silver Bubble » {Northern Lights x Unknown Skunk} x Unknown Haze

Sin City Kush » Las Vegas Purple Kush x Snowdawg BX

Smurfberry » Blueberry Bud x Soloryder

Snowryder » Lowryder x Snow White

Sour 60 » Lowryder x Masterkush x Blueberry x Sour Bubble

Sour Diesel » Original Diesel x DNL

Sour Diesel » Sour Diesel

Sour Diesel » Sour Diesel

Sour Diesel IBL » Sour Diesel IBL

Speed Ryder Nr2 » Lowryder x Santa Maria

Star Ryder » Soloryder x Unknown Strain

Sugar Mango Ryder » Lowryder x Santa Maria

Super Silver » Unknown Haze x {Unknown Skunk x Unknown Northern Lights}

Supersonic Cristal Storm » Lowryder x Black Domina

Sweet Coffee Ryder » Lowryder x Santa Maria

Thaikushn » {Thailand x Hindu Kush} x Lowryder

The Hunk » {Skunk x NL} x The Hog

Trojan » {NYC Diesel x Lowryder 2} x Lowryder

White Dwarf » White Dwarf x Lowryder

White Russian Automatic » White Russian x Solo Ryder

Widow Ryder » Low Ryder x White Widow

X-Dog » NLx x Chemdog dd F1

 

 

Fabricación de ladrillos de cáñamo a gran escala (III)

Fabricación de ladrillos de cáñamo a gran escala

Por David Hurtado

Introducción

En los anteriores capítulos tratamos de forma muy sencilla los ladrillos artesanales a mano y con más profundidad aquellos realizados con maquinaria artesanal. Pues bien en este trataremos sobre su fabricación a gran escala, algo que podría ser viable si el cáñamo pasa a ser la materia prima principal alternativa al petróleo para desarrollar numerosas industrias y elaborar gran cantidad de productos, en un escenario mundial de aumento de población pero con escasez de recursos naturales.

Francia a realizado un avance enorme en la bioconstrucción con cáñamo, de manera que otros gobiernos viendo el interés mediático y el creciente aumento de demanda de métodos alternativos para todas las industrias, llevaron esta tecnología sostenible a sus países a pequeña escala local para comprobar sus bondades.

El ejemplo de la población de Suffolk, ya mencionado en los otros capítulos, no fue solo el importante proyecto empresarial de la cervecera, sino también un ensayo en innovación sobre construcción sostenible con el objeto de crear viviendas sociales a precios competitivos.

Una parte muy interesada en desarrollar este estudio fue la Suffolk Housing Society, San Edmundsbury Borough Council, la corporación de la vivienda, el HAPM - Housing Association Performance Management (asociación para el estudio del rendimiento de viviendas de Irlanda), la empresa francesa productora de cáñamo Chenevotte, y HL2 que es una gran empresa del Reino Unido, única productora de cal hidráulica.

El seguimiento de la investigación comparada entre las viviendas de cáñamo y las de ladrillo macizo convencional, fue encargado al BRE Building Research Establishment y costeado en 60000 £ como subvención por la Corporación de la Vivienda e Innovación para las buenas prácticas constructivas.

Las viviendas fueron construidas en régimen de protección oficial, dentro de un programa de inversión de más de 1 millón largo de libras, en casas de interés social para miembros de la comunidad con menor renta.

El objetivo del estudio fue un análisis termográfico basado en la captura de imágenes de infrarrojo sobre las partes delanteras y traseras de las viviendas de ambos tipo. De este modo se pudieron comparar las perdidas energéticas a través de las paredes ventanas y puertas, por lo que facilitó datos para valorar la conductividad térmica de ambos materiales y a su vez encontrar posibles fallos como zonas de fugas.

Aunque en un principio parece ser que ambas construcciones, de ladrillo y cáñamo, mostraban ligeras diferencias en las fotografías, el análisis de consumos para calentarlas durante el invierno arrojó un valor mayor para las primeras, resultando que las paredes exteriores de cáñamo retenían mejor el calor que las de mampostería y por tanto una mejora significativa en la inercia térmica.

Por otro lado frente a la permeabilidad al agua ambas construcciones presentaron resistencia completa aunque las de cáñamo mostraron menor facilidad para generar condensación de humedades.

Los materiales renovables como el cáñamo requieren de un uso menor de energía para ser producidos así como también el coste de su reciclado al demolerlas que también es importante a tener en cuenta respecto a las de ladrillo y hormigón. Aunque los costes de construir con cáñamo son en torno a un 10% mayores, de momento, el balance neto teniendo en cuenta todos los factores es positivo. Una casa tradicional posee un coste de £ 478 metro cuadrado, mientras que una de cáñamo esta £ 526.

La normativa europea para viviendas, estima en sus requerimientos del código técnico que para el 2020 las viviendas posean un consumo de energía como mínimo nulo.

Por eso el gobierno de Inglaterra pretende investigar al máximo para lograr hacer viables un millón de viviendas ecológicas en el transcurso de una década.

Por tanto, la diferencias de costes podría reducirse significativamente entre ambos tipos, si se apoya adecuadamente al cáñamo desarrollándolo a una escala comercial que abarate costes.

Australia está avanzando mucho en bioconstrucción con cáñamo y podría lograr resultados a corto plazo puesto que está incrementando su producción de cáñamo mientras que Irlanda, que muestra gran interés en esta iniciativa de construcción de viviendas sociales a bajo coste, ve frenada su motivación por su menor potencial agrícola. Es vital por tanto que las construcciones de cáñamo sean una consecuencia de la abundancia productiva de esta materia prima a nivel local en cada uno de los países interesados en innovar en esta línea, evitando las importaciones a toda costa.

Queda claro que las construcciones de cáñamo ofrecen un mejor confort y algunas ventajas, pero sobre todo un claro avance en la reducción de costes energéticos para su fabricación, algo que es estratégico para los gobiernos ante el futuro escenario de la escasez de petróleo.

Un buen ejemplo de futuro es el que vive ya Brasil en el presente y su gobierno ha abordado el grave problema de vivienda recurriendo a los ladrillos de tierra “Ecológicos” puesto que el cáñamo no posee legislación aún y porque representaría unos costes muy difíciles de asumir. No obstante cabe señalar algunos datos de este caso porque nos sirven para analizar en que medida sería viable el cáñamo a gran escala comparándolo con un material noble y barato como la tierra arcillosa, pero con este marco de referencia de un gigante como Brasil

Para hacernos una idea, el hormigón armado posee una conductividad térmica de 1,63 W/ m·K, el cáñamo puro 0,048 y el ladrillo de tierra del ejemplo en torno al 0,7

El déficit de vivienda que vive esta nación y el daño que puede provocar al medio ambiente construir de forma convencional en función de esta brutal demanda, llevaron al gobierno brasileño de Lula da Silva a rescatar la tierra como material constructivo en forma de ladrillos para viviendas sociales en las favelas de Río de Janeiro y otras zonas conflictivas socialmente.

El color terracota de la tierra con la que se han levantado permiten diferenciar cuales han sido de obra nueva, impulsados por el ingeniero civil y profesor de UFRJ, Francisco Casanova, principal estudioso de este material.

Precisamente, explica como este material originario del ancestral Egipto fue utilizado en Europa en tiempos de guerra y posguerra por la población más pobre, pero hoy en día se ha rescatado añadiéndole valiosas aportaciones técnicas como aditivos, compactadores especiales y en general mejoras que aumentan su resistencia y la calidad finales. “Está todo muy avanzado en relación al pasado”, dice textualmente. Este ingeniero también está implicado en otra parte importante de la vivienda sostenible, las tejas de material vegetal.
Estos ladrillos sociales brasileños son al 50% tierra con un 15-20% de arena y tan sólo un 10% de cemento portland, logrando un ahorro de hasta el 30% del coste total de la vivienda y sin valorar el suelo edificable, muy abundante en Brasil. El ingeniero Casanova, cuando fue entrevistado se permitió bromear al respecto con esta ironía, y es que en verdad, a diferencia de Europa, aquí no es el eje central del problema económico de las viviendas.

Pues bien, estos ladrillos al no ser horneados reducen un 90% las emisiones y el gasto de energía en su fabricación, incidiendo sobre la deforestación, puesto que Brasil produce mucho biocombustible usando cultivos energéticos, que en este caso de ahorra.
El fabricante de este ladrillo Miguel Ángel Lasa, cuya fábrica está situada al norte de Río de Janeiro, ha diseñado un sistema de mezcla y prensado que optimiza el trabajo enormemente.

Teniendo en cuenta que la tierra sobra, que 1 metro cúbico tiene un coste de 5,55 dólares en total puesto en fábrica, y que además se le agrega triturado de demoliciones, el resultado es, una mezcla muy económica de tierra, escombro, arena, cal y cemento portland que con agua y aditivos cohesionantes da como resultado un ladrillo prensado ( 90% del volumen total del molde ) resistente, de calidad y muy barato. Además, el fabricante indica que poseen buen aislamiento térmico con temperaturas exteriores de 37 grados y con 30 cm de grosor de muro, ya se logra también aislamiento acústico suficiente para amortiguar hasta 56 decibelios.

Los ladrillo tan sólo necesitan asentar durante 14 días tras haber sido humectados por inmersión. Quienes han visitado la fábrica describen un agradable olor a tierra mojada. Lasa reconoce que el material utilizado disminuye los costes de construcción, y que sólo se emplea cemento puro en las vigas de la estructura, pero es que además los orificios que poseen, también ahorran en la instalación de tuberías de saneamientos y electricidad al evitar que se tengan que picar las paredes.

Como tienen un acabado bonito con tan sólo barniz o resina lucen suficiente como para prescindir de cargas de revoque o pinturas, por lo que la demanda está aumentando incluso para casas de lujo y hoteles entre consumidores adinerados pero concienciados.

Si a esto le sumamos el ahorro de hierro y alambres se llega al límite máximo, respecto al método convencional de construcción.

Su uso masivo para viviendas comunes a nivel nacional aún tiene los obstáculos insalvables de los lobbies políticos de la construcción, de gran poder en Brasil.

Cabe señalar que Brasil que cuenta con una población muy joven dentro de sus 194 millones de habitantes, produce 50 millones de toneladas de cemento del cual el 70% es para “autoconstrucción” o como se le ha llamado, “construcción hormiga”.

Si se quisiera cubrir la demanda nacional con ladrillos ecológicos sería necesario producir 10 millones de ladrillos al año y eso que las fábricas no dan abasto, y no digamos ya teniendo en cuenta que el déficit de vivienda en Brasil es ni mas ni menos que de 7,2 millones.

Laboratório Teste de Resistência IFECELaboratório Teste de Resistência IFECE

De lo expuesto se obtienen valiosas conclusiones para el modelo del cáñamo, que también posee un método de fabricación a gran escala sencillo por prensado, como el ladrillo de tierra, y a pesar de que las condiciones climáticas y sociales son diferentes en Brasil, el aislamiento es igualmente necesario tanto contra el calor como contra el frío por lo que es perfectamente válido como trasfondo.

Si tenemos en cuenta que Europa tenía en el año 2010 unos 501 millones de habitantes, pero con tasas menores de crecimiento demográfico y una población envejecida, la demanda de vivienda no obstante, es muy diferente. En España era necesario cubrirla y de haber seguido un modelo de referencia como el Brasileño abaratando su coste e impidiendo la especulación y el uso de la vivienda como elemento de inversión, no se habrían producido los impagos ni los 300000 desahucios que se han ejecutado.

Volviendo al cáñamo, para que esta opción de vivienda lograra implementarse a nivel Europeo, primero sería necesario aceptar la especie del Cannabis sativa L. como fuente proveedora de recursos básicos frente a las fibras y pinturas sintéticas, a los plásticos de combustibles fósiles, al cemento gris, a los herbicidas, pesticidas y fertilizantes, y también como no, a los medicamentos convencionales, más un largo etc. en el que quedan incluidos también los usos alimentarios. Sólo en este caso, se justificaría el aprovechamiento para usos constructivos, de la madera sobrante. ¡Ojalá surgiera desde la conciencia!, y que se plantara cáñamo en exclusiva para viviendas sociales, pero sobran viviendas por utilizar y el estado no da cobertura al estilo Brasileño a los desahuciados con obra nueva. Al resto de Europa tampoco le sobra suelo y hay muchísimas casas por rehabilitar, por lo que la demanda del cáñamo en plan masivo tampoco está muy amparada a nivel Europeo, aunque para aislamiento, regeneración de viviendas y mejora de la eficiencia energética estaría mucho más que justificado. Así todo el coste debe bajar mucho para ser competitivo. Por otro lado los lobbies aquí, son mucho más influyentes que en Brasil, porque aglutinan muchísimos más intereses en torno a las materias primas e industrias que el cáñamo podría sustituir.

Únicamente en el caso de que una gran catástrofe climática nos arrastrase hacía otra de tipo macro-económico, o bien que la segunda provocara unas crisis alimentaria global sin precedentes, nos veríamos forzosamente obligados a mirar hacia el cáñamo como un bien material generoso, abundante y solidario, de rápida respuesta ante necesidades acuciantes, como ha venido siendo para todas las civilizaciones durante milenios.

Así, todas las industrias se verían obligadas a compartir y coordinar los medios disponibles en un lógica de economía local y fuera de especulaciones y de importaciones absurdas, en aras de un nuevo orden sostenible. En este caso sería obligado destinar todas las tierras al uso más benéfico y eficiente posible, el cáñamo y todas sus aplicaciones florecerían para el bien común. Esperemos que nada malo ocurra y que lo hagamos por pura lógica ecológica preventiva, sin esperar a vernos inmersos en situaciones límite en las que posiblemente nos faltaría capacidad de reacción. El cáñamo es el presente que necesitamos antes de que llegue cualquier futuro parecido al pasado conocido.

 

 

La gran Bestia 666: Aleister Crowley

Crowley veía al hachís como una droga con cualidades meditativas que afinarían la percepción en vez de entorpecerlo. Crowley discutió los efectos del cannabis en la psique del hombre. Era capaz de fumarse una pipa de hachís y posteriormente realizar alpinismo extremo.

© Isidro Marín Gutiérrez

Experiencias místicas con sustancias

Crowley, también visitó caminando nuestro país en 1908 junto al poeta Víctor Neuburg (discípulo y cómplice en prácticas de magia sexual), escribió “La Psicología del Hachís” (escrito en Madrid en el verano de 1908) que la editó en la revista ocultista Equinox (1908), es una obra que explica las bondades del hachís y de cómo éste puede abrir la mente. Cruzó España de Donosti a Gibraltar. Crowley afirmaba que fue en Madrid, entre sus visitas al Pardo para apreciar a Velásquez, donde probó el hachís en generosas cantidades por primera vez. Escribió: “mientras mi discípulo Neuburg se hallaba indispuesto, a causa de un cólico, por lo que tuvimos que suspender en aquel punto del trayecto nuestro viaje a Bayona” (Symonds, 2008:182).

Crowley escribe sobre estudios extensos de la historia sobrenatural. El argumento va sobre un sabio que encuentra a un adepto quien, después de varias pruebas, se convierte en su discípulo. Le ofrece una droga misteriosa que le abre la puerta de otros mundos. Esta poción se identificó con el Elixir Vitae de los alquimistas físicos. Crowley creía que era una preparación purificada del cannabis. Precediendo a las teorías de Gordon Wasson, Jonathan Ott o de Terréense Mckenna. Afirmaba: “Esta intoxicación ceremonial constituye el ritual supremo de toda religión” (Crowley, 1977). Suponía que esta planta podía haber sido uno de los árboles prohibidos del jardín del Edén. También utilizaba el hachís para conocer el futuro (Symonds, 2008: 526). No tenía problemas en adquirir cualquier tipo de sustancia hasta que la Ley Sobre Consumo de Drogas Peligrosas no fue aprobada en el Reino Unido hasta 1921 (Symonds, 2008: 53).

Incapaz para discutir la historia esotérica de la hierba abiertamente, Crowley decidió mirar otras áreas de interés. Realizó algunos años después la práctica del yoga, magias, ceremoniales y otras técnicas de exploración de los funcionamientos de la mente. Anotó: “Los yoghis emplearon hachís para obtener samadhi que es la unidad con el universo”, el cannabis tiene la habilidad de invocar estados mentales diferentes que el comparó a estados similares de conciencia asociados con las prácticas meditativas y mágicas.

Crowley decía que el éter, el hachís, el mescal, el opio o la morfina no poseían para él la capacidad para que acabase como adicto. La realidad fue otra. Afirmaba que gracias a estas sustancias podía realizar experiencias “agradables y provechosas” (Symonds, 2008: 414). Sobre todo había tenido “molestias” con la cocaína y la heroína. La única forma de aliviar ese malestar momentáneamente era esnifar heroína. La heroína era una sustancia que había sido desarrollada en 1898 en Alemania como sustitutivo de la morfina. A la cocaína Crowley la llamaba “la pócima solar de Percy”. Sin la heroína su vida era un infierno. Así pasaba de estados de euforia a auténticas depresiones. Consumió Juminal para su tratamiento de adicción a la heroína. También consumió Veronal y Anhalonium Levinii, del que afirmaba que había sido el inductor en Europa desde 1910. De éste último afirmaba que solo consiguió irritarse de manera excesiva al observar que un cuadro estaba mal colocado.

Etapa de madurez y el estudio de sustancias

En 1929 se casó con María de Miramar, una nicaragüense y para 1930 ya estaban separados. En 1931 María fue internada en el hospital Mental de Colney Hatch en New Southgate, donde permaneció hasta su muerte 30 años después.

En septiembre de 1930 Crowley viajó a Lisboa donde conoció al poeta Fernando Pessoa; con su ayuda fingió su muerte en la costa Boca do Inferno. Pero reapareció tres semanas más tarde en una exposición en Berlín. Allí Crowley cenó con Aldous Huxley y se dice que Crowley le introdujo en el consumo de peyote.

En 1934 se declaró en quiebra después de perder un caso judicial que demandó a la artista Nina Hamnett. Cuando agotó su fortuna, se instaló en una pensión, en la ciudad marítima inglesa de Hastings, donde pasó sus años de declive, pobre y deprimido (Ternera, 2002).

También escribió La personificación del mal (1904), Diary of a drug fiend (1922), The confessions (1923), Six articles on Drugs (1930), publica White Stains (Manchas Blancas) que es una obra pornográfica. También fue maestro de satanistas, sexómanos y drogadictos. Crowley ofreció las primeras dosis de hachís a Mansfield en Chelsea (Mansfield, 1971:85-86). Era un corruptor de mentes fáciles como la de los jóvenes.

Aleister Crowley escribe con respecto al hachís: “La acción del hachís es tan variada como la vida y parece ser determinado casi completamente por el humor del “Asesino”…Puedo conseguir visiones fantásticas, analizar el poder de la mente; o la exaltación espiritual; o la excitación sensual de varios tipos; un hambre voraz; o vigor de la imaginación complementa a voluntad. Una pequeña dosis del extracto de Parker Davis. Esto es simplemente porque he descubierto la teoría y he perfeccionado la práctica del instrumento” (1920).

Afirmaba que la intoxicación ceremonial constituye el ritual supremo de todas las religiones. Y el primero de los estados mentales que provoca el cannabis es un estado completamente perfecto de introspección completamente impersonal. La primera conciencia del cannabis es el “efecto aromático volátil”. El siguiente estado de conciencia produce efectos alucinógenos; empieza con pensamientos e imágenes que atraviesan el cerebro rápidamente de forma vertiginosa. El miedo a ser barrido por la marea de imágenes es una experiencia terrible. Es un estado paranoico. Y, por último nivel es su efecto narcótico, uno se va a dormir simplemente.

Crowley creía que los tres efectos del cannabis se debían a tres sustancias diferentes de las plantas y potenciadas por diferentes preparaciones. A Crowley le interesaba sobre todo el primer estado, el estado introspectivo interpersonal como el ideal para realizar viajes astrales. Crowley vio en el cannabis el potencial para ayudar a la mente logrando el último estado de conciencia donde se consigue la unión del ego y el no-ego y lograr así el Samadhi.

El hachís puede, según Crowley, ayudarnos a conseguir el estado supremo en el que el hombre ha construido a Dios. Uno puede dudar si la droga sólo en la vida hace esto. Sólo algunos obtienen este conocimiento que se puede conseguir mediante otros métodos (yoga, meditación, etc…).

La numerología de la Cábala a la que Crowley se adhirió profundamente, el número del nombre del Ángel que le encauzó el “Libro de la Ley” Aiwass es 93, que tiene el mismo valor que la palabra “Incienso”. Crowley estaba en contacto, según él, con los “jefes secretos” del mundo del Espíritu, entre ellos Aiwas, su ángel de la guarda. Ellos le decían lo que debía hacer y le profetizaban cosas. Los mensajes según Rose, su primera mujer, provenían de una entidad que se identificaba a sí misma como Aiwass y éste aconsejaba a Crowley encerrarse en su habitación y escribir lo que allí iba a escuchar.

El simbolismo de la serpiente probablemente lo usa en referencia a la serpiente con la energía Kundalini. El uso del cannabis ayuda a levantar la energía Kundalini. Quizás el hachís sea la droga que suelta las vigas del alma; esta frase es parecida a las del profeta persa Zoroastro al referirse al bhang para recibir las revelaciones de su dios. Así las diversas preparaciones de cannabis fueron usadas por los ocultistas para realizar viajes astrales. Crowley se refiere a la diosa egipcia Maat cuyos devotos comparten una bebida sacramental comparable al soma. También hace referencia al rey babilónico Nabuconodosor que fue consumidor de cannabis.

La mescalina vino a jugar un papel importante en el trabajo de Crowley. Fue el que inició al consumo de mescal al joven Aldous Huxley en un cuarto de un hotel berlinés en la época pre-hitleriana (república de Weimar) y también al escritor Wells sobre los misterios del hachís. Personajes claves de la movida psicodélica como Timothy Leary o Robert Anton Wilson fueron influenciados por las ideas de Crowley años más tarde.

El cannabis utilizado junto a la mescalina y otras sustancias se utilizaron para realizar rituales que se dirigieron a atraer a devotos en contacto más íntimo con estados superiores de conciencia. Tenía esperanzas de perfeccionar un método que haría el marco místico de mente disponible a la humanidad. Lejos de ver su trabajo como algo nuevo Crowley vio a las drogas como una iniciación ritual como parte de misterios antiguos que habían sido suprimidos por la Iglesia Católica al comienzo de la Edad Media. El cannabis era el centro de este mago.

Personalidad y declive

Fue un egocéntrico que usó a su antojo a las mujeres y a los amigos. A ellos les sacaba el dinero y a ellas las estrujaba sexual y psicológicamente (acababan alcoholizadas perdidas, abandonadas en hospitales con trastornos mentales, tiradas en arroyos, o suicidándose, etc…). Tuvo muchas mujeres y concubinas enganchadas a las drogas, el sexo y al ocultismo. Todas ellas se volvían con él mentalmente inestables. A cada querida del momento la llamaba su “mujer escarlata”. Utilizando una daga calentada, marcó a una de sus amantes entre los senos una cruz dentro de tres círculos concéntricos. Dos de sus esposas enloquecieron y cinco queridas se suicidaron. Crowley se había afilado dos dientes delanteros como colmillos para poder dar a las mujeres el “beso de la serpiente” en la muñeca o la garganta y extraerles sangre como un vampiro. Fueron compañeras de Crowley Rose Nelly (inglesa); Leila Waddell (violinista australiana); Leah Hirsig (norteamericana); María Teresa Ferrari de Miramar (nicaragüense y sacerdotisa del rito vudú) o la jovencita Hami Jeager (alemana). La mayoría de sus hijos murieron antes de que cumplieran los dos años, entre sus hijos tuvo una hija a la que llamó Nuit Ma Ahathoor Hecate Sappho Jezebel Lilith, que murió en Rangún, de fiebre tifoidea, desatendida, después de que Crowley hubiese abandonado a su madre.

Estaba enfermo de bronquitis; empezó a consumir opio y heroína bajo prescripción médica en 1913 y acabó seriamente enganchado. Tomaba suficiente heroína como para matar a una docena de hombres. Tenía todo tipo de problemas tanto económicos, de adicción a la heroína, enfermo, impotente para seguir sus propios ritos sexuales.

Al final de su vida, se dice, fue reclutado por el primer ministro ingles Churchill para luchar contra los nazis en una batalla mágica durante la II Guerra Mundial. Los británicos conocían el gusto nazi por el esoterismo y sacaron partido de esa debilidad. Los aliados combatieron a Hitler en su propio terreno y recurrieron a notables ocultistas ingleses para emplearlos en una especie de guerra mágica paralela. Crowley propuso distribuir al comienzo de la guerra panfletos con falsa información ocultista, como la impresión de ediciones de las profecías de Nostradamus sutilmente retocadas o supuestos mensajes de soldados alemanes muertos recibidos a través de una falsa médium.

En sus últimos años de vida elevó su consumo de heroína después de habérsele prescrito morfina para sus dolencias de asma y bronquitis. Se cuenta que el doctor Thomson se había negado a prescribirle su receta cotidiana de opiáceos y Crowley le había lanzado un mal de ojo. Finalmente murió de un ataque cardíaco el 1 de diciembre 1947 a los 72 años, en Hastings.

Tras su muerte

Mucha ha sido su influencia dentro y fuera del ámbito ocultista, mágico o de la nueva era. En la música, vemos prueba de ello en la portada del disco Sgt. Pepper's, de los Beatles, en la cual está presente su imagen entre los personajes más destacados de este siglo. Ozzy Osbourne compuso un tema en el que aparenta conversar con él, llamado Mr. Crowley (Blizzard of Ozz). De igual forma la canción Quicksand de David Bowie decía: "Estoy cada vez más cerca de The Golden Dawn / inmerso en el uniforme magístico de Crowley". Otros, como el director Kenneth Anger, que en 1955 filmó un documental sobre la vida de Crowley, años más tarde dirigió Inauguration of the Pleasure Dome, acerca de sus rituales. Led Zeppelin llegó a comprar manuscritos de Crowley, así como objetos de carácter personal e incluyó en un álbum una inscripción proveniente de El Libro de la Ley: "Haz lo que quieras". Tanto Joy Division y Marilyn Manson también hicieron alusión en sus temas a Crowley o a sus mensajes.

BIBLIOGRAFÍA

  • Crowley, A. 777 and Other Qabalistic Writings, Samuel Weiser, York Beach (1977)
  • Ternera, L. Aleister Crowley: Sexo, droga y magia negra. Cáñamo especial 2002 psiconáutas ilustres (2002)
  • Mansfield, V. K. “The Memories of L. M.” Michael Joseph Ltd. Londres (1971)

 

CRONOLOGÍA

1875: Nace en Leamington Spa, Warwickshire, en una casa de una secta religiosa estricta de Hermanos de Plymouth o familia darbysta.

1883: Internado en el colegio evangélico de Hasting.

1887: Muere el padre de Aleister víctima de un cáncer de lengua.

1890: Pierde la virginidad con una chica que había conocido en Torquay y lo hizo al aire libre.

1895-1897: Abandona el seno familiar para ir a estudiar al Trinity College de Cambridge.

1896: Tiene su primera experiencia mística resultado de su primera experiencia homosexual en una visita a Estocolmo.

1897: Crowley experimentó una “noche oscura del alma”, en el que se sintió aterrado ante la futilidad de todo quehacer humano.

1898-1999: Pertenencia a la Orden Hermética del Amanecer Dorado. Allan Bennett se convierte en su tutor personal, aprendió de él sobre magia ceremonial y el uso ritual de drogas.

1900-1903: Viaja a Méjico, India y Francia. Es un consumado alpinista y en 1902 llega a integrarse en una expedición que intenta escalar el K2 en el Himalaya. Luego viaja a Ceilán a ver a su amigo Allan Bennett que se había convertido al budismo, Crowley también lo aprende y el yoga.

1903: Se casó con Rose Edith Kelly, era un matrimonio de conveniencia. Se va de luna de miel a El Cairo.

1904: Escribió en El Cairo su “Libro corto y misterioso de la ley” (The Book of Law).

1905-1906: Rose dio a luz a la primera hija cuyo nombre fue Nuit Ma Anathoor Hecate Safo Jezabel Lilith. Intentó escalar el Kangchenjunga en el Himalaya, considerada como la montaña más peligrosa del mundo. Viajó a China.

1907-1909: Desarrolla la sociedad Argentum Astrum (A.A.), junto a George Cecil Jones. En el verano de 1908: Viaja a España.

1909: Decide terminar su relación con su mujer y tiene nueva amante llamada Leila Waddell.

1912-1913: Ingresa en la Ordo Templi Orientis (O.T.O.), sociedad secreta de origen alemán, cuya doctrina contiene bastante carga sexual. En 1913 conoce a la joven húngara Anny Ringler con la que llega a practicar sexo sado-masoquista.

1914-1918: Viaja y vive en los Estados Unidos coincidiendo con la Primera Guerra Mundial practicando tareas de Maestro de la Orden.

1920-1923: Funda la abadía de Thelema en Cefalú (Sicilia).

1929: Se casa con María de Miramar, una nicaragüense y para 1930 ya estaban separados.

1930: Viaja a Lisboa donde conoció al poeta Fernando Pessoa; con su ayuda fingió su muerte. Reapareció tres semanas más tarde en una exposición en Berlín. Allí Crowley cenó con Aldous Huxley.

1934: Se declaró en quiebra después de perder un caso judicial que demandó a la artista Nina Hamnett. Cuando agotó su fortuna, se instaló en una pensión, en Hastings, donde pasó sus años de declive, pobre y deprimido.

1947: Muere de un ataque cardíaco el 1 de diciembre 1947 a los 72 años.

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Se acabó el miedo: fumiga a tope hasta el último día de floración con acaricida biológico

Foto 3 Superkukulus aplicacion final de floracion foliarDesde hace muchos años se han utilizado productos muy agresivos y tóxicos para tratar las plagas en el cannabis...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...

 

 

 

Música y Media